Se estima que la aeronave transportaban 9.3 toneladas del metal precioso. Las autoridades acordonaron la zona para recuperar todo el material que cayó en una de las zonas más frías de Rusia.

En la ciudad de Yakutia en Rusia llovió oro. Literalmente. A bordo de un avión de la aerolínea Nimbus, que despegó de la  ciudad rusa Krasnoyarsk en la mañana de este sábado 15 de marzo, había 9.3 toneladas de oro y otros metales preciosos que cayeron sobre la carretera aledaña al aeropuerto cuando la puerta de carga tuvo problemas técnicos y se abrió.

El caso lo han reportado los medios de comunicación que han llegado hasta el lugar de los hechos en donde las autoridades han encontrado por lo menos 172 lingotes de oro y otras gemas. Pero a la búsqueda todavía le falta mucho tiempo pues se estima que el metal precioso está regado en alrededor de 16 mil metros cuadrados en una región de Siberia, una de las más heladas de Rusia.

(Aquí puede ver fotos de una carretera en donde cayeron los lingotes)

“En Yakutia la temperatura es de -21 grados, está soleado, y se esperan lluvias de diamantes, platino y oro”, escribió en su cuenta de Twitter el periódico The Siberian Times, quien estuvo en la zona entrevistando a los pobladores que no creen lo que pasó en su pequeña localidad.

Las autoridades ya acordonaron la zona del hecho para evitar que terceros se aprovechen del accidente y lleguen en busca del oro. Además, el comité de investigación que está al frente de las operaciones para controlar el hecho, creen que el metal precioso proviene de la mina Kupol, cercana al lugar en donde despegó el avión.

Se estima que el valor total del material que cayó al suelo, y del resto que quedó en la parte del cargamento del avión, es de más de $122 millones de dólares. Las autoridades del aeropuerto de Krasnoyarsk están también investigando el caso y no han reportado personas heridas. El Espectador.

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com