El DT de Colombia dijo que buscará alternativas pero respetando al rival y celebró: ‘Tenemos equipo’.

El técnico de la Selección Colombia, José Pékerman, anunció que está buscando variantes para el Mundial de Rusia y que contra Australia espera tener un buen laboratorio de pruebas.

El objetivo del segundo amistoso

Buscar equilibrio, la sensación de tener buen equipo aún con variantes. Es la prueba que tenemos que sortear. Así fue el otro día, ingresaron jugadores de cambio en un partido difícil, pero cumplieron buena tarea y demostraron que son parte del equipo y están disponibles para cuando sea necesario. Seguramente habrá variantes pero manteniendo posibilidades que nos den opción de hacer un buen partido, contra un rival también mundialista, con sus atributos, que siempre ha sido difícil para los suramericanos. Esperamos hace un buen partido para seguir mejorando.

Australia, el rival

Tiene jugadores con gran porte físico, elaborados en la parte táctica, buscan contragolpear, presionando mucho, con buen juego aéreo y lastimando con la pelota parada y con un juego rápido. Nosotros debemos inquietarnos por eso y estar atentos y controlar esas acciones, que en un Mundial son difíciles. Nos pasó con Corea, un rival rápido que aprovecha cada pérdida de balón. Ese estilo es siempre un inconveniente cuando no se tiene la costumbre de enfrentarlos.

La posibilidad de hacer cambios tácticos

Los ajustes en el tiempo que resta no son sencillos porque se necesita de mucha elaboración, no es que no se pueda hacer sino que se desea estar en concentración total del futbolista y eso cuesta en selecciones. Uno ve que quienes han hecho cambios necesitan más tiempo. Tenemos jugadores versátiles, algunos agregan cosas importantes a la selección aunque jueguen poco y cambian posiciones: Uribe, Lerma, Mojica si pudiera intervenir… Uno le ve las características para jugar. Lo mismo Muriel, que nos ha dado satisfacciones, tiene variantes para jugar sobre una banda, con profundidad de delantero y como acompañante de otro delantero. Eso es positivo para nosotros.

La lista de 23

No es difícil observar que de este grupo vamos a tener que decidir en la última etapa. Son habituales, han jugado en distintas oportunidades, pero como en los últimos tiempos ha sido variable, los jugadores no estuvieron siempre a disposición por lesiones, algunos salieron a un día de la Copa América, como Óscar Murillo. Nunca vamos dejar de tener en cuenta a quienes seguimos y en una etapa, con alguna dificultad, alguno de ellos puede entrar. El que no ha venido ya es muy difícil que llegue.

La historia en París

Cuando el equipo recuperó su forma, recuperó el balón, manejó la situación, siempre hubo posibilidad de hacer gol. De hecho Muriel tuvo dos opciones claras. Vino el empate y el equipo podía aumentar. En el primer tiempo se sufrió el acomodamiento, ubicar algunos jugadores y cuando eso pasó, el potencial de ataque estuvo presente. Ese equilibrio nos marca un camino a seguir para que el potencial lo podamos aprovechar de la mejor manera. Hay que saber desordenarse, la rigidez a veces es interesante pero en la creatividad es necesario un desorden que descomponga al rival, y claro, luego hay que tener la capacidad de reacomodarse nuevamente.

El fútbol tiene situaciones en las que algunos evolucionan de forma distinta y eso haría que jugadores jóvenes puedan competir. Esa es la evaluación final que haremos. Y los dúctiles en los movimientos, cuando uno enfrenta a Giroud, Ben Yedder, Mbappé, Griezmann, Lemar… Hay que tener lectura, velocidad, técnica, coordinación. Eso no es fácil de adaptar a quienes no juegan habitualmente juntos. Se evalúa en forma individual pero aquí entramos a analizar en equipo.

Contra Francia fue un golpe para pensar que tenemos equipo y eso es lo importante, es lo que tuvo Colombia en 2014. Aun perdiendo al goleador insignia de la Eliminatoria se rearmó porque había equipo, jugadores, convicciones. Ahora, con más dificultades y jugadores nuevos, también tenemos ese optimismo, que se puede dar vuelta a un resultado, sentirse seguro, creer que se puede solucionar los problemas. Nos da confianza, nos hace soñar.

El plan para este martes

Aprovechar situaciones que nos dejan experiencia y buscar alguna fórmula que sea distinta, porque no todos los rivales van a jugar igual y es importante tener esa flexibilidad. Los jugadores deben acostumbrarse a que en un mismo partido salgan dos partidos distintos, porque el rival cambia, hay otras situaciones y un equipo con variantes es más fuerte.

Australia, quien no vio el juego y se deja llevar por el marcador contra Noruega, no ve que dejó cinco jugadores titulares, de más experiencia. Así que eso de favoritismos, porque Australia viene de hacer un mal partido o está a abajo en el ránking Fifa, no. Hay que tener respeto y basarse en lo que el equipo quiere hacer, nosotros queremos crecer, ver fórmulas diferentes, porque el partido anterior nos marca eso y el de Corea también. En esta etapa nos dedicamos a eso. FUTBOLRED

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com