El técnico de Millonarios habló de su salud y desmintió versiones que indicaban que no regresaba.

Miguel Ángel Russo superó una batalla más en su vida. El técnico de Millonarios, quien se encuentra en Argentina desde el pasado 7 de marzo, confirmó que superó el tratamiento contra una bacteria que lo aquejaba, y ahora solo piensa en regresar a Bogotá para volver a hacerse cargo del equipo albiazul.

“Me ha tocado algo fuera de lo común, lo hemos sobrellevado y hoy estoy en buen estado. Por suerte hemos salido de estas cosas y ya llevo una vida normal, pensando en viajar a Bogotá lo antes posible”, aseguró Russo en conversación con ‘Caracol Radio’.

“Me tocó una bacteria difícil, de esas que no son fáciles de contrarrestar, pero los médicos encontraron la manera de sacarme. Tuve 40 grados de fiebre, tomé antibióticos. Y eso me fue debilitando día a día. Fue algo inesperado, Dios sabrá por qué me tocó, pero tuve respuestas humanas excelentes”, añadió el argentino, quien el próximo lunes 9 de abril cumplirá 62 años.

Russo, campeón con Millonarios en la Liga II-2017, dijo que los dirigentes del club embajador “han estado al tanto de mi tema, se han portado como las grandes personas que son, me han ayudado mucho. Eso para mí tiene un valor moral muy alto. Involucro a toda la gente de Millonarios y a todos en Colombia, que me han llenado de cosas importantísimas”.

Miguel Ángel aprovechó su entrevista radial con ‘Caracol’ para desmentir versiones en las que se indicaba que no podía volver a la capital colombiana, pues la altura afectaba su salud y recuperación. “Con la salud uno no especula. La altura no tiene nada que ver. La salud no es un tema para andar diciendo sin certeza las cosas”, apuntó.

“Me faltan unos estudios de rutina y cuando termine, espero pactar la vuelta a Bogotá a finales de la próxima semana. Este tiempo inactivo me ha perjudicado, porque no es lo mismo un hombre con trabajo que un hombre enfermo”, comentó Russo.

El técnico del actual campeón confirmó que “Gracias a Dios mi cáncer está superado. Tengo que hacerme los controles normales, pero no tengo un tratamiento posterior. Acá lo que complicó fue la bacteria, que no estaba en los planes de los médicos ni de nadie”.

Así mismo comentó que ha estado “al tanto de Millonarios permanentemente. Hablo con Hugo (Gottardi), el resto del cuerpo técnico, con algún jugador también” y explicó lo que pasa con su equipo: “Entendemos los desniveles, entendemos que hay jugadores que se demoran en acomodarse. Millonarios es un club muy grande y exige mucho, así que entendemos que es difícil adaptarse. Tenemos un grupo fuerte, confío plenamente en mis jugadores”.

“Cuando llegas a los picos, hay momentos en los que se baja. Nada tiene que ver con mi ausencia, debíamos tener una merma hasta que nos volvamos a acomodar y retomar el ritmo. Hay cosas que tienen que ver con la cabeza, pero mis jugadores siempre buscan mejorar, tienen autocrítica”, dijo Russo sobre el rendimiento de sus dirigidos.

Redacción Futbolred

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com