El equipo de Klopp se impuso 1-2 en al vuelta, con goles de Salh y Firmino.

No hubo hazaña, no alcanzaron los millones, no hay consuelo en el Manchester City, que cayó 1-2 (5-1 el global) contra Liverpool en la vuelta de los cuartos de final de la Champions, su gran obsesión.

Salah y Firmino anularon la ilusión que creaba Gabriel Jesus y, aunque el City mereció mejor suerte en el primer tiempo, en el complemento se fundió y se despidió del torneo.

Y eso que Gabriel Jesus marcó a los 2 minutos, que no había fuera de lugar como pedía Van Dijk, quien fue casi inocente en una jugada que complicó desde muy temprano al Liverpool.

Se fue encima el City. De Bruyne, al 26, exigió al arquero Karius; Bernardo Silva al 28 tuvo un doble intento (pedía mano del capitán en el área, que el juez consideró involuntaria); otra vez Bernardo al 38 metió un remate de zurda apenas desviado… Y al 40 estrellaba un pelotazo en el palo, un hermoso intento que tristemente no fue gol. Firmino veía la amarilla por falta a De Bruyne… ¡Sufría como condenado el Liverpool!

Es más: al 41 salió mal el arquero del visitante y en el rebote quedó en fuera de lugar Sané.. Se salvó el rojo, otra vez. Entre tanto, una única vez llegaron los de Klopp al 45, un intento tímido de Chamberlain.

Por fortuna se acabó el primer tiempo y en el complemento algo pasó con Klopp y los suyos, pues fueron el equipo de la ida otra vez.
Tanto que al 55 por fin apareció la estrella Salah, inédito en los primeros 45. Propuso la pared, falló su compañero y en el rebote él mismo definió cruzado, impecable. ¡Golazo!

Y el nerviosismo y la imprecisión del City volvió a aparecer, llegó Agüero al partido y tuvo apenas un cabezazo al 75 y en cambio el rojo, que esperó y aguantó bien al comienzo, sacó a Firmino del sombrero y al 77, con su linda definición, acabó con la ilusión Guardiola y los suyos.

No era cuestión de millones, era cuestión de fútbol. El fútbol de Salah y Klopp.

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com