Por información de ‘Iván Márquez’ y ‘Timochenko’, el Departamento de Estado continúa ofreciendo una recompensa de 5 millones de dólares, a pesar de que el acuerdo de paz haya sido firmado hace más de un año.

La antigua guerrilla Farc es hoy un partido político.Germán Gómez Polo – El Espectador

Pese a haberse firmado el acuerdo de paz hace más de un año, el Departamento de Estado de Estados Unidos continúa ofreciendo una recompensa de 5 millones de dólares a quien dé información sobre el paradero de los exlíderes guerrilleros ‘Timochenko’ e ‘Iván Márquez’, cuyos nombres reales son Rodrigo Londoño y Luciano Marín, entre otras cabezas de la antigua guerrilla, hoy convertida en partido político.

Si bien el grupo armado dejó los fusiles y atraviesa actualmente un proceso de reincorporación, 15 de sus exmiembros continúan en la lista de “los más buscados” de la nación norteamericana, según lo informó el diario Nuevo Herald de Miami.

Le puede interesar: Regresa al CNE preocupación por destino de dineros girados a FARC para su campaña política

Dicho organismo asegura que ‘Iván Máquez’ sería el responsable de “dirigir, controlar y supervisar” la distribución de cargamentos de cocaína a Estados Unidos, así como del homicidio de “cientos de personas que interfirieron con las políticas de cocaína” de la exguerrilla. ‘Timochenko’, por su parte, habría “dirigido y controlado la producción, fabricación y distribución de cientos de toneladas de cocaína a los Estados Unidos” y estaría detrás del “secuestro de ciudadanos estadounidenses”.

Otros líderes alrededor de quienes aún sigue vigente una recompensa de 2.5 millones de dólares son ‘Pablo Catatumbo’, ‘Pastor Alape’, ‘Carlos Antonio Lozada’, ‘Pacho Chino’ y ‘Fabián Ramírez’. ‘Jesús Santrich’, capturado el pasado 9 de abril por presuntos delitos de narcotráfico y pedido en extradición por la justicia americana, no se encuentra en la lista.

Lea también: Que no nos digan que la implementación del acuerdo está fracasando: Juan Manuel Santos

En 2014, según lo informó el medio citado, las Farc señalaron que era “contradictorio” que, mientras el entonces presidente Barack Obama apoyara el proceso de paz, el Departamento de Estado de su país “actuara en contracorriente de ese propósito” manteniendo vigentes las recompensas en contra de sus representantes.

El Espectador

Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com