Real Madrid: Decepción por la imagen mostrada en el campeonato de Liga.

La felicidad que puede sentir el madridismo en Kiev el próximo 26 de mayo, no tapa la gran decepción que arrastran por la imagen mostrado en el campeonato de Liga y en la Copa. Ver al equipo de Zinedine Zidane a 18 puntos del ya campeón Barcelona duele más de lo que la gente puede llegar a pensar. Los dirigentes del club blanco lo llevan mal y no entienden esa desatención hacia, especialmente, el campeonato de Liga salvo contadas excepciones, tal y como sucedió en el Camp Nou el pasado domingo.

La derrota en Sevilla confirmó, por un lado, una tendencia que empezó a apuntar con los empates en el Bernabéu ante Levante y Valencia, que llegaron curiosamente tras un excelente arranque de temporada con la conquista de las Supercopas, tanto de España como de Europa, y un evidente salto en la calidad que existe entre la primera y segunda línea del equipo blanco.

En el club no entienden ni encuentran explicación a lo sucedido. Nunca más. Las decisiones llegarán después de la final de la Champions League, pero lo que está claro es que no piensan aceptar que se repita la historia en la próxima temporada. En los primeros análisis hablan de un exceso de preparación para el arranque y un considerable bajón físico y anímico en los meses siguientes, sin capacidad de reacción a excepción de la Champions, con momentos de duda incluidos.

La fragilidad mostrada por los jugadores de Zidane durante gran parte de la temporada preocupa, especialmente en el apartado físico. La plantilla no ha conseguido mantener una línea, con altibajos preocupantes. El técnico mantiene que el equipo no ha jugado mal, tal y como confesó tras el partido en el Sánchez Pizjuán, opinión no compartida por otros sectores del club y del madridismo. Los 18 puntos menos que el Barcelona son el fiel reflejo de que la historia no se ha escrito tal y como dice el técnico blanco.

Ahora el objetivo está puesto en la final ante el Liverpool. Si nada cambia, Zidane tendrá a todos los jugadores disponibles para el choque ante el equipo inglés y ahora lo que debe hacer el técnico es recuperar ese punto físico que permita luchar de igual a igual con un equipo que tiene en la velocidad su principal argumento. El factor anímico no preocupa, algo más el físico.

La temporada se puede cerrar con el mayor éxito posible, pero esa posible conquista no va a tapar el análisis y la reflexión que ya están haciendo en la zona noble del Bernabéu. Eso de estar a 18 puntos, “nunca más”.

MARCA.COM

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com