Tras violentas protestas en la frontera de la Franja de Gaza, Israel respondió bombardeando más de 40 “objetivos militares”. Desde el 30 de marzo han muerto, al menos, 139 palestinos por parte de ataques israelíes.

Palestinos caminando cerca a uno de los edificios bombardeados por Israel EFE

Israel llevó a cabo hoy la mayor acción de represalia sobre la Franja de Gaza desde 2014, con tres rondas de ataques sobre más de 40 objetivos militares para detener “los distintos tipos de terrorismo controlados” desde hace meses por el movimiento islamista Hamás, informó a EFE un portavoz militar.

“El Ejército ha decidido tomar represalias contra Hamás”, informó el teniente coronel Jonathan Conricus en una rueda de prensa telefónica, en la que destacó que durante un largo período de tiempo, los israelíes han estado “bajo diferente tipos de terrorismo controlados por Hamás que han causado daños significativos a comunidades israelíes”.

Las acciones militares por parte de Israel causaron la muerte de dos menores palestinos de 15 y 16 años que, según el ministerio de Salud de Gaza, se encontraban cerca a un edificio al oeste de la ciudad que fue bombardeado. Otras catorce personas resultaron heridas en el enclave bajo bloqueo, controlado de facto por Hamás.

(Le puede interesar: Las claves para entender las protestas en Gaza)

La escalada de los ataques de los israelíes se produjo después de unas manifestaciones violentas que se llevaron a cabo el viernes en la frontera con la Franja de Gaza. Por lo que respondieron con bombardeos sobre desde la madrugada, cuando las milicias palestinas en Gaza iniciaron el disparo de al menos 60 proyectiles, en su mayoría morteros, contra Israel.

Antes de los bombardeos se avisó a la población civil para que se alejara de “operativos terroristas y de cualquier estructura o infraestructura usada por elementos terroristas con el objetivo de proteger sus vidas”, señaló Kamil Abu Rokon, el coordinador del organismo israelí que administra las actividades en los territorios ocupados (COGAT, por sus siglas en inglés).

Fawzi Barhoum, portavoz del movimiento islamista, dijo en un comunicado que Hamás “manda un mensaje claro (a Israel) y garantiza el equilibrio de la disuasión rápida para obligar al enemigo a detener la escalada”. Su brazo armado, las Brigadas de Azedín al Kasam, responsabilizó completamente a las autoridades israelíes “de más agresiones sobre Gaza” y advirtió de que “pagará un alto precio por su terquedad”.

(Puede ver: Lanzamientos de cohetes y bombardeos vuelven a tener a Gaza en tensión)

Desde el 30 de marzo, el enclave palestino es escenario de protestas contra el bloqueo israelí y por el derecho al regreso de los palestinos a sus tierras de las que huyeron o fueron expulsados con la creación de Israel, en 1948. La tensión ha aumentado en las inmediaciones del perímetro de la Franja bajo bloqueo desde la violenta toma de poder de Hamás en 2007.

En este tiempo 139 palestinos han muerto por fuego israelí, la mayoría en las protestas o en incidentes violentos cerca de la frontera.

Israel, que como EE.UU. y la Unión Europea considera al movimiento un grupo terrorista, acusa a los islamistas de aprovechar las movilizaciones para dañar la valla divisoria, infiltrarse en el país y perpetrar ataques.

El Espectador

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com