“Iván Márquez”, líder del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), resultante del Acuerdo de Paz entre el Gobierno y la antigua guerrilla, determinó no tomar posesión de su curul en el Senado el próximo viernes, 20 de julio, debido a “tres circunstancias insalvables”, como lo declaró a través de una misiva, publicada este lunes.

Según expresó el excombatiente desde Caquetá, la situación judicial de “Jesús Santrich”, las reformas a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y una serie de “incumplimientos” a lo pactado en La Habana lo llevaron a tomar esta decisión, que implica que su silla en el congreso sea ocupada por el próximo en la lista cerrada de su colectividad, es decir, Israel Alberto Zuñiga Iriarte, conocido como “Benkos Biohó”.

Le puede interesar: Álvaro Uribe se niega a aceptar Presidencia del Senado

A la primera razón la definió como un “montaje judicial urdido por el fiscal General y la DEA que hoy tiene injustamente tras las rejas a ‘Jesús Santrich’ y entre la vida y la muerte al proceso de paz”, mientras que sobre la JEP declaró que las modificaciones realizadas durante su paso por el Congreso hoy la hacen “irreconocible comparada con el texto original firmado por las partes en La Habana”.

A su vez, mencionó que, de parte del Estado, “no se ve la determinación de cumplir con asuntos esenciales del acuerdo, como la Reforma Política, sin la cual no habrían condiciones para el tránsito de la rebelión armada a la política legal” y agregó que “es inconcebible que cinco años después de aprobado el primer acuerdo parcial sobre tierras, estas no se hayan formalizado o titulado a favor de los campesinos que actualmente las poseen”.

Lea también: FARC pidió a Misión de la ONU defender la paz, luego de cambios en la JEP

Siento que la paz de Colombia está atrapada en la redes de la traición, y no tanto porque no se haya materializado lo acordado —que requiere unos tiempos para su concreción —, sino por las modificaciones introducidas que desfiguraron el acuerdo. (…) Los artífices locos de ese Frankenstein son el fiscal General, algunos parlamentarios asustados con la paz y la verdad, la Corte, que como veleta cambia sus decisiones según los vientos políticos, y el propio Gobierno”, manifestó en su carta.

A pesar de no posesionarse como congresista, Luciano Marín Arango, “Iván Márquez”, aseguró que continuará “trabajando día y noche sin cesar por la consolidación de la paz de Colombia, por el cumplimiento de lo acordado y por la reincorporación social y económica de los guerrilleros en los Espacios Territoriales”.

Más en Política: “La mesa de diálogos quedó atrapada”: Eln

Por último, agradeció a Jairo Estrada, integrante de Voces de Paz y Reconciliación, y al excandidato presidencial Gustavo Petro por haberlo motivado entonces a asumir su curul y le pidió a las organizaciones sociales del país “mantener en alto el estandarte de la paz, sin desfallecer”.

El Espectador

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com