Rigoberto Urán va a necesitar un milagro para pelear ya por el triunfo de este Tour. En la décima etapa, la primera de los Alpes, no pudo aguantar el ritmo del resto de favoritos, se quedó en la última subida y perdió otros dos minutos y 36 segundos con ellos. Entre los mejores sí llegó un Nairo que no pasó ningún apuro y está en perfectas condiciones para afrontar las etapas más duras. Rigoberto, en cambio, ya está a tres minutos y medio de la mayoría de los hombres importantes de este Tour. Un varapalo par él que, de todas maneras, debe seguir intentándolo hasta el final. La caída del otro día le ha mermado claramente en esta primera jornada alpina.

Se esperaba mucho de la primera etapa de montaña. Al llegar tras una jornada de descanso, tampoco era descartable ver crisis como la que padeció Esteban Chaves durante el último Giro de Italia. Los favoritos no quisieron pisar el acelerador y fue el valiente Julien Alaphilippe quien se llevó el triunfo tras atacar a 20 km de meta. Ion Izagirre, último ganador español de etapa (2016), fue segundo..

Ion Izaguirre y Mikel Landa dieron el susto durante la zona neutralizada. Ambos se fueron al suelo, aunque por suerte todo quedó en una anécdota. Después se formó la primera fuga del día con hombres destacados como el líder Van Avermaet, Gilbert, Pauwels, Gaudu, Molard, Moinard y Taaramae.

Su diferencia durante casi toda la jornada fue alta, llegando a más de siete minutos. Por detrás, Sky controlaba a su antojo. Aunque Froome tuvo un nuevo susto en forma de pinchazo. El grupo de favoritos, lejos de aprovechar ese percance, fue comprensivo y espero al tetracampeón de la ‘Grande Boucle’.

Las hostilidades no llegaron hasta el último puerto. En el penúltimo sólo se movió Taaramae, Allaphilipe junto a Ion Izagirre por detrás. A Van Avermaet, excelso luchador, se le hizo larga la ascensión del Col de Roome.

A falta de 9 km fue el valiente Dan Martin quien lo probó. Su latigazo hizo daño a algún líder como Majka, Pozzovivo e incluso Valverde. Alaphilippe no se puso nervioso y llegó en solitario a línea de meta logrando un gran triunfo. Por detrás llegó Ion Izagirre, a quien le faltó algo de chispa para pelear por el triunfo. Los favoritos entraron todos juntos de la mano salvo Jungels, Mollema, Zakarin, Majka y el citado Urán, que se dejaron un tiempo precioso.

 

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com