Ernesto Valverde no está siendo justo con Yerry Mina. El técnico dio su primera rueda de prensa de la presente temporada en Los Ángeles, un día antes del primer duelo de pretemporada ante el Tottenham. Los periodistas, lógicamente, le preguntaron por el hecho de tener cinco centrales en la plantilla y si el descarte iba a ser Yerry Mina o Vermaelen. El entrenador no fue valiente y respondió creando más dudas.

Está claro que si el Barcelona se ha gastado 35 millones de euros en Lenglet es porque el entrenador apuesta por él por delante de Mina y Vermaelen. También lo es que la pasada temporada creyó más en el belga que en el colombiano. Seguro que Valverde ya tiene decidido con cuál de los dos no cuenta y todo apunta a Yerry Mina, pero no quiso desvelarlo.

Tampoco fue capaz de elogiar el enorme Mundial que ha hecho el cafetero, mucho mejor que el de Piqué o el de Vermaelen, que apenas si participó. Sólo Umtiti ha estado a su nivel, pero Yerry ha sido uno de los mejores en su puesto en Rusia. Eso es indiscutible.

Por eso se echó en falta un poco de cariño hacia un jugador que ha reconocido que lo ha pasado fatal durante sus seis meses en el Barcelona, pero que ha dicho una y mil veces que quiere triunfar en el conjunto azulgrana. Valverde, una vez más, se mostró ambiguo cuando habló de Mina. Perdió una gran oportunidad para haber sido justo con él, pase lo que pase en los próximos días.

MARCA.COM

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com