Entre este grupo de mujeres se encontraron a 23 venezolanas que eran convencidas de viajar a Cartagena con falsas promesas laborales.

Mario Gómez, Fiscal Delgado contra la Violencia de Niños y Niñas.Cortesía Fiscalía.

En un operativo conjunto entre la Fiscalía, la Armada Nacional y Migración Colombia se logró el rescate de 49 mujeres sometidas a distintas formas de esclavitud sexual en Cartagena. La operación se llevó a cabo en tres establecimientos nocturnos ubicados en el sector conocido como Bomba El Amparo de la heroica en donde se evidenció que estas mujeres estaban retenidas contra su voluntad y obligadas a prestar servicios sexuales. Además, se encontraron 23 venezolanas que también habrían sido engañadas con falsas promesas de trabajo.

(Lea aquí: Los secretos de la red de alias la “Madame”)

“Eran mujeres que estaban sometidas a vejámenes en los sótanos de tres establecimientos ubicados en la periferia de la Bomba El Amparo en Cartagena. Llevaban registro de los alojamientos y los costos de alimentación que obtenían o que se brindaban y debían pagar esos costos de manutención con su servicio sexual con personas de la ciudad y con extranjeros. Se están ubicando los proxenetas para efectos de una investigación y judicialización coherente”, aseguró Mario Gómez, Fiscal Delgado contra la Violencia de Niños y Niñas de la Fiscalía.

Asimismo, el ente investigador reveló que estas mujeres eran mantenidas con precarias condiciones de alimentación y salubridad.Además, esta red de proxenetismo les retenía cédulas y pasaportes para tener control sobre sus movimientos. “Ahora las investigaciones se centran a ubicar y judicializar a los tratantes, es decir, los presuntos integrantes de la estructura criminal que cumplían distintos roles, desde el reclutamiento de las mujeres hasta su control y amedrentamiento que les impedía escapar”, señala la Fiscalía a través de un comunicado.

(Le puede interesar: La empresa fachada que une a la “Madame”, una exreina e israelíes)

Otro detalle escabroso que pudieron encontrar los investigadores fue un pasillo secreto que comunicaba a dos de los establecimientos entre sí y, al parecer, era utilizado por clientes y mujeres para encuentros sexuales o evadir la intervención de las autoridades.

La entidad ya inició el proceso de extinción de dominio sobre las casas en que fueron encontradas las 49 mujeres y recordó que el delito de trata de personas se sanciona con prisión de hasta 23 años.

El Espectador

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com