El partido de hoy no era un encuentro cualquiera. Con el tropiezo inesperado del Manchester City en el Molineaux Stadium ante el Wolves (1-1), era el momento de destronar a los citizen de la cabeza de la Premier League. En Anfield lo sabían y por eso Klopp no guardó nada y salió con todo ante la visita de un Brighton que llegaba crecido tras ganar al Manchester United en casa.

Ese ímpetu por lograr la victoria y dormir líderes se reflejó en el campo con un inicio arrollador. Los reds impusieron un ritmo alto y a Las Gaviotas les costaba contener las embestidas de los locales. Las ocasiones por parte del Liverpool se sucedían una tras otra y el gol no tardó en llegar. Salah, volvió a ser esa figura diferencial en Anfield Road. El egipcio arrancó por parte derecha, recibió el pase de Firmino y con un disparo cruzado batió al portero australiano Ryan.

Con la victoria de los reds se llegó al descanso. Klopp no quería asumir riesgos y quizás ese cambio de mentalidad en un equipo acostumbrado a no parar de atacar, causó algún que otro desajuste que se traducía en ocasiones para un Brighton que no gozó de oportunidades para conquistar la victoria, pues estuvo a merced del Liverpool en todo momento.

Así celebró Mohamed Salah el tanto que supuso el triunfo del Liverpool

Con la solvencia de un claro aspirante a conquistar la Premier los hombres de Klopp gestionaron el partido con madurez, para poner el 1-0 final, lograr la victoria y dormir líderes a falta de que juegue mañana el Chelsea su partido ante el Newcastle en St. James Park.

MARCA.COM

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com