A esta hora, un grupo del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía adelanta un operativo de extinción de dominio a varias propiedades de la reconocida esteticista. Entre los bienes se encontrarían Centros de Estética y Spa.

El anuncio de este caso de corrupción lo hizo el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, al lado del director del Invima, Javier Humberto Guzmán.  Cortesía

Un grupo de agentes del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía adelanta, a esta hora, un operativo de extinción de dominio a varias propiedades de la reconocida empresaria y esteticista Stella Durán, investigada por, supuestamente, hacer parte de una red de corrupción que también compromete a funcionarios del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamento (Invima). (Le sugerimos: Casa por cárcel a empresaria Stella Durán por caso de corrupción en Invima)

Entre los bienes se encontrarían Centros de Estética y Spa en Medellín (Antioquia) y Bogotá, y que, al parecer, pertenecen a Durán. También se presume que los operativos también se estarían realizando en otras zonas del país. Estos operativos hacen parte de una investigación por una supuesta organización al interior del Invima que, a cambio de sumas de dinero, modificaban permisos de medicamentos, suplementos dietarios y productos de belleza, para ser comercializados en Colombia.

Según la Fiscalía, le red se encargaba de agilizar la expedición de registros sanitarios para que los productos salieran al mercado. Igualmente, los funcionarios de la organización habrían falsificado varios de estos documentos, “lo cual ha permitido que los colombianos adquieran estos elementos sin conocer su composición real”. Por su parte, las 16 personas detenidas por estos hechos negaron haber cometido hechos irregulares. (Le podría interesar: Defensa de Stella Durán dice que denunciará a una de las detenidas del caso Invima)

Mientras unos se encargarían de falsificar los registros sanitarios, otros, según la Fiscalía, alteraban los sistemas de información, lo que ha permitido que en el mercado haya productos que no tienen el control estatal. Además, había quienes, al parecer, falsificaban estudios, quienes cobraban sobornos a cambio de modificar multas que imponía el Invima, y otros unos más que, presuntamente, realizaban auditorias previas a las oficiales para garantizar el buen desempeño.

Fuentes cercanas al operativo aseguran que, una vez terminada la diligencia, entregarán detalles sobre los bienes incautados.

El Espectador

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com