Un medio campo con un gran despliegue fue el complemento ideal para el poder goleador de Cano.

El clásico antioqueño de la fecha 13 de la Liga 2018-II fue para Independiente Medellín. El cuadro rojo se impuso 2-1 con anotaciones de Germán Cano y Larry Angulo. Con este triunfo, Medellín se acerca a los puestos de clasificación.

Las claves de la victoria roja pasaron por la gran labor de Andrés Ricaurte en el mediocampo y lo letal que es el delantero Germán Cano. El dueño de la camisa 10 fue el encargado de manejar todo en el Medellín. Toda salida desde atrás o cualquier ataque pasó por sus pies. En el primer tiempo le dio la pausa necesaria al equipo y tuvo oportunidad de abrir el marcador.

Cuando el cuadro rojo se puso en ventaja con la anotación de Cano, Ricaurte le bajó el ritmo de juego a Nacional. Pidió el balón y se encargó de tener la posesión de balón. Para la segunda mitad, su trabajo táctico fue muy bueno. Su entrenador, Octavio Zambrano, lo ubicó por la banda izquierda para taparle la subida a Carlos Rivas y darle una mano a su compañero Elvis Mosquera.

Germán Cano cumplió con su trabajo. Marcó el primer gol de la tarde y colaboró con labores defensivas. Se encargó con presionar a la defensa de Nacional para no permitirles salir limpio con el balón y recuperó varios balones en el mediocampo. Muchas veces cuando Medellín salía de contragolpe, Cano no se veía en el frente de ataque. Esto era porque le daba una mano a los volantes.

Larry Angulo y William Parra también aportaron su grano de arena. Parra fue el más retrasado de los dos y tuvo un buen primer tiempo. Cortó los avances de Nacional y no se complicaba con el balón. Angulo mejoró en el segundo tiempo. Recuperó más balones y presionó a los volantes de Nacional. Fue por esta presión que Medellín pudo llegar al segundo gol. Recuperación suya, conducción hasta el área y definición como delantero.

Simón Gómez Córdoba
Corresponsal FUTBOLRED
Medellín

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com