James fue el salvador de Kovac. Son las paradojas de la vida. Cuando peor lo pasaba el Bayern, a pesar de que ganaba por 1-2 ante el Wolfsburgo, pero lo hacía jugando con uno menos por la expulsión de Robben en el 57′, y con un rival crecido tras reducir distancias en el marcador, ahí apareció el crack colombiano para definir con esa zurda mágica que tiene y poner el 1-3 que ya fue una losa para el conjunto local.

El Bayern dominó con claridad en la primera parte. James jugó en el centro del campo, como interior derecho, con Robben por su derecha, mientras que Javi Martínez lo hacía de mediocentro y Thiago Alcántara era el tercer centrocampista. Por la izquierda, pegado a la cal, estaba Gnabry y en punta Lewandowski.

El conjunto bávaro se impuso con comodidad en la primera parte. James dejó detalles una vez más de su enorme clase, con un lanzamiento de falta que detuvo Casteels, y un taconazo de genio que habilitó a Kimmich dentro del área, pero que no pudo finalizar.

La de interior no es la mejor posición para el colombiano, ya que le obliga a jugar demasiado lejos del área, pero aún así, junto a Thiago y Lewandowski, fue el mejor del Bayern en esa primera parte. El polaco adelantó a los de Kovac con un golazo, tras una acción maravillosa de Thiago dejando pasar el balón. La definición fue perfecta.

Todo se ponía de cara, y parecía sentenciado, cuando en la segunda mitad nuevamente Lewandowski marcaba y ponía el 0-2 en el luminoso, pero un partido cambia en un pis pas y eso fue lo que pasó en este duelo de la Bundesliga.

Un pisotón de Robben le acarreó la segunda amarilla y la consiguiente expulsión. El Wolfsburgo se fue a por el Bayern y redujo distancias con un gol de Weghorst en el 63′. Fueron unos minutos de duda para el campeón de la Bundesliga hasta que apareció James y su zurda salvadora. Hizo un gran control y marcó con la tranquilidad de los grandes. Fue quien le dio la vida a Kovac, su entrenador.

Con el partido ya decidido, en el minuto 84, James abandonó el terreno de juego, entrando Renato Sanches. El colombiano, una vez más, había hecho bien su trabajo y su técnico respira gracias a él.

MARCA.COM

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com