Eva Katherine Carrascal Cantillo y Guillermo Enrique Grosso Sandoval habrían participado en una red de corrupción para manipular el sistema de salud y favorecer particulares. Varios parlamentarios, según la Fiscalía, estarían comprometidos en estos hechos.

El fiscal general, Néstor Humberto Martínez, dijo que es una organización “depredadora del sistema de salud de los colombianos”.Archivo El Espectador

La exsuperintendente delegada para la Supervisión Institucional de la Superintendencia Nacional de Salud, Eva Katherine Carrascal Cantillo, y al expresidente de Cafesalud (también exagente interventor de Saludcoop), Guillermo Enrique Grosso Sandoval, fueron capturados por la Fiscalía por, supuestamente, hacer parte de una red de corrupción en el sector de la Salud. Así lo indicó el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, al indicar que es una organización “depredadora del sistema de Salud de los colombianos”.

Según el ente investigador, Carrascal Cantillo, en 2016, habría utilizado su cargo para favorecer a Entidades Promotoras de Salud (EPS) y cajas de compensación a cambio coimas recibidas mensualmente a través de cheques y en efectivo. Incluso, la Fiscalía aseguró que la exsuperintendente habría recibido una participación accionaria en una EPS por su colaboración en esta organización ilegal. (Le podría interesar: Juegos de azar ilegales le quitan cerca de un billón a la salud de colombianos: Contraloría)

Igualmente, las pruebas de la Fiscalía, entre las que se encuentran documentos y más de 500 audios, indicarían que la exfuncionaria habría interferido en decisiones administrativas para, supuestamente, favorecer empresas del sector. Todo esto, con la posible participación de varios exdirectivos y funcionarios de instituciones vinculadas con el sistema de salud, así como de funcionarios de la Rama Ejecutiva y Legislativa del poder público.

Además de estas dos detenciones, la Fiscalía también capturó a Jhon Alexander Colmenares Russi, administrador de varias IPS y manejaba los negocios de Grosso Sandoval, y a Javier Pena Ramírez, director médico nacional de Cajacopi EPS, en Barranquilla. Durante el segundo semestre de 2016 y el 2017 esta organización, según las investigaciones, accedió a información privilegiada y direccionó trámites administrativos ante la Superintendencia Nacional de Salud. (Le sugerimos: Contraloría ordena embargo preventivo a diez EPS)

El ente investigador identificó que entre las irregularidades de esta red ilegal se encuentra el agilizar pagos de dinero que eran adeudados por EPS y entidades territoriales, entregar información sobre trámites de inspección y vigilancia o de carácter financiero, incidir en la toma de decisiones para favorecer a las EPS y las cajas de compensación, y facilitar el incremento de población afiliada en distintas zonas del territorio nacional, con lo que, de acuerdo con la Fiscalía, aumentaban los ingresos por compensación por parte del Estado.

Eva Katherine Carrascal Cantillo será investigada por los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, cohecho impropio, prevaricato por omisión, utilización indebida de información oficial privilegiada, falsedad en documento privado y asesoramiento y otras actuaciones ilegales. Por su parte, la Fiscalía imputará a las otras tres personas detenidas los delitos de concierto para delinquir y cohecho por dar un ofrecer. (Lea también: “Salud en Colombia pierde ocho billones de pesos por ilegalidad”: Contralor)

Una vez sean judicializados los detenidos, la Fiscalía determinará la compulsa de copias ante la Corte Suprema de Justicia por la mención en las interceptaciones, legalizadas previamente, de varios parlamentarios mencionados.

El Espectador

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com