Mientras media humanidad debate alrededor del futuro de Julen Lopetegui, el Real Madrid continúa trabajando cara a un futuro más o menos próximo. Desde la dirección deportiva se tiene claro las posiciones a reforzar, ya sea en el mercado de invierno o en cara a la próxima temporada. Y una de esos puestos en los que los técnicos creen que se debe fichar es en la posición de mediocentro. Sin oportunidades ni confianza hacia Marcos Llorente, el Real Madrid se ha fijado en el colombiano Wilmar Barrios como posible refuerzo.

Un miembro de la dirección deportiva blanca ha estado en Buenos Aires siguiendo diferentes partidos de Boca Juniors y los informes sobre el centrocampista defensivo son más que positivos. El equipo argentino se encuentro inmerso en la pelea por la Copa Libertadores y en el partido de ida ganó a Palmeiras por dos goles a cero, por lo que podría ser rival del once blanco en el Mundial de clubes de diciembre.

Boca Juniors renovó semanas atrás el contrato del mundialista colombiano, elevando su cláusula de rescisión a los 24 millones de dólares. El Tottenham fue el primero en presentar una oferta e incluso en Argentina se daba por seguro el fichaje por el equipo inglés, pero el movimiento de la directiva de Boca Juniors ha frenado lo que parecía una inmediata contratación.

El pivote colombiano de 25 años recién cumplidos, amplió contrato con Boca Juniors en el pasado mes de agosto, firmando hasta el 30 de junio de 2021. Los 24 millones de dólares no le colocan fuera de mercado, tal y como está jugando, especialmente en la Libertadores, en donde su equipo tiene pie y medio en la final tras la victoria del pasado miércoles.

Con más movilidad que Casemiro, aunque con menos presencia física, el jugador de Boca Juniors se ha convertido en un fijo en Colombia. Participó en tres partidos del pasado Mundial de Rusia y es una referencia, tanto de la selección como de Boca Juniors.

MARCA.COM

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com