Entre los múltiples documentos que ha revelado Football Leaks sobre los supuestos manejos indebidos de Gianni Infantino como presidente de la FIFA, hay uno que involucra a la colombiana María Claudia Rojas, quien forma parte del Comité de Ética que vigila de forma independiente al organismo.

El diario alemán Der Spiegel, en su artículo publicado el pasado viernes, señalaba exactamente cómo Infantino habría metido mano de forma indebida en el Código de Ética. Concretamente se refiere a un correo que habría enviado como borrador el presidente del Comité, Vassilios Skouris, al mismo Infantino. En este se incluían varios cambios que el griego, en colaboración con la colombiana como investigadora jefe, habrían propuesto para el Código: “Querido Gianni, como prometí, le envío el borrador del código elaborado por la Sra. Rojas y por mí. Si tiene comentarios, le pido que los envíe un par de días antes, para poder incorporarlos en el texto final “, era el mensaje de Skouris en diciembre de 2017.

En este intercambio de correos se sucedieron propuestas correctivas por parte de Infantino que se incluyeron en la versión final. Muchas de ellas tenían la intención la de disminuir las múltiples investigaciones preliminares que consideraba el mandatario suizo sobre distintas funcionarios del fútbol. “Esta disposición también ha sido mal utilizada en el pasado, especialmente en términos mediáticos”, señalaba en su respuesta de correo Infantino.

María Claudia Rojas llegó al Comité de Ética el pasado mes de mayo de 2017. Postulada por la Conmebol en cabeza de su presidente, Alejandro Domínguez, y recomendada por Ramón Jesurún quien reconoció públicamente su amistad con la colombiana. Rojas este mismo año se declaró de hecho impedida para la investigación preliminar que la el Comité mantiene sobre la Federación Colombiana de Fútbol por el caso de las boletas. En este caso su relación de amistad de años con el actual presidente de la FCF, Ramón Jesurún, y a otros exdirectivos como Bedoya, además de la nacionalidad, es una de las cláusulas que figuran en el actual código.

En su articulo, Der Spiegel, señala que desde la llegada de la colombiana a su cargo podría estar intencionada por “su escaso interés en las investigaciones”. Uno de los críticos de estos polémicos comportamientos ha sido el anterior al mando en el lugar de Skouris, el alemán Hans-Joachim Eckert, quien después de hacerse públicos los documentos de Football Leaks aseguró: “Siempre he dicho que el nuevo Código de ética es el trabajo de Infantino y aquí está la prueba”.

MARCA.COM

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com