Carlos Queiroz es un trotamundos del mundo del fútbol, un técnico con un gran prestigio, que fue durante cinco años, en dos etapas, ayudante de Ferguson en el Manchester United. En clubes ha trabajado con el Sporting de Lisboa, NY Metrostars, Nagoya Grampus y, su gran prueba de fuego, el Real Madrid. Pero, por encima de todo, tiene alma de seleccionador. Es lo que más le gusta y se ha marcado el reto de ser el primer entrenador en clasificar cinco veces a un equipo para un Mundial. Y puede hacerlo con Colombia. Milutinovic estuvo también en cinco mundiales, pero no fue el que las clasificó en todas las ocasiones.

Queiroz ha sido seleccionador de Emiratos Árabes Unidos, Sudáfrica, Portugal, tanto la absoluta como en las categorías inferiores. Ahora entrena a Irán, con la que hizo un enorme papel en el último Mundial, ya que peleó con España y Portugal por meterse en los octavos de final.

Ha conseguido llegar a una fase final de un campeonato del mundo tanto con Sudáfrica, como con Portugal e Irán, dos veces. Por eso, si fichara por Colombia, sería un seguro de vida, ya que cuenta con una experiencia brutal en este tipo de competiciones. Sólo quiere seguir con las selecciones, es donde ha encontrado su espacio vital.

El Profesor, como se le conoce en el mundo del fútbol, siempre ha destacado por su enorme facilidad para sacar a gente joven en todos los equipos en los que ha estado. Figo, entre otros, puede dar fe de ello. Es un técnico que le gusta apostar por gente de talento, aunque no sean veteranos, un estudioso del fútbol y de la táctica que le saca todo el jugo a sus equipos.

De hecho, el fue el creador de la infraestructura de la Federación Portuguesa en los años 80 que acabó con dos títulos Mundiales Sub 20 para los lusos en 1989 y 1981. Luis Figo, Rui Costa, Peixe, Jorge Costa y João Pinto fueron algunos de aquellos jugadores que después tuvieron un recorrido espectacular en el mundo del fútbol.

Quizá su oportunidad en el Real Madrid, sorprendente en aquel momento, le llegó demasiado pronto. Florentino prescindió de Del Bosque y fichó a un técnico poco conocido. Se encontró en el vestuario con los galácticos (Zidane, Beckham, Raúl, Roberto Carlos, Ronaldo…) y las cosas no le fueron como esperaba.

Tras una salida traumática del Real Madrid regresó al United con Ferguson como segundo. Ahí también fue clave para que Cristiano Ronaldo aterrizara allí y explotara como futbolista. Queiroz puso su granito de arena para un chaval recién llegado de Portugal y Ferguson se apoyó en él para que CR7 madurara como futbolista.

Con respecto a su forma de ver el fútbol, Queiroz se adapta a los jugadores que tiene. Igual utiliza un 4-3-3, que un 4-4-2. Para él es más importante el entrenamiento tanto táctico como mental. Considera clave el trabajo. Además, no tiene pelos en la lengua. Suele hablar muy claro tanto a sus futbolistas, como a los directivos y a los periodistas. Va siempre de frente, lo que le ha acarreado más de un problema.

Es una persona seria, pero a la vez cercana. Siempre antepone el grupo a las individualidades y si llega a Colombia, no hay dudas de que es un hombre que lo pone todo para tratar de conseguir los objetivos. Un veterano de los banquillos que tiene la ilusión de clasificar a una selección por quinta vez a un Mundial, una proeza.

MARCA.COM

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com