Se trata del vicecónsul de Colombia en Caracas, Juan Carlos Pérez.

El Gobierno de Venezuela expulsó este jueves al diplomático colombiano Juan Carlos Pérez Villamizar, quien llegó en febrero a Caracas, por supuestamente no contar con las credenciales necesarias y en respuesta al retiro del venezolano Carlos Manuel Pino García, ordenado ayer por el Ejecutivo de Colombia.


El Gobierno de Maduro indicó, a través de un comunicado, que en «virtud del reciente secuestro por parte de las autoridades colombianas y expulsión arbitraria» de Pino García, había tomado esta decisión
 «por razones de seguridad de Estado y en aplicación del principio de reciprocidad».

Venezuela decidió expulsar a Pérez Villamizar «quien se encuentra en en el territorio ejerciendo funciones consulares sin contar con la acreditación correspondiente de la Cancillería venezolana en abierta violación a las Convenciones internacionales que rigen la materia», según indica la nota oficial. Desde hoy, el funcionario colombiano dispone de un plazo de 48 horas para abandonar el vecino país.

Esta no es la primera vez que Villamizar genera malestar en el gobierno de Maduro, pues en agosto pasado había asegurado que la detención de 59 colombianos a los que el régimen de Maduro calificó de paramilitares, era un «error del gobierno venezolano». Estas declaraciones, que no fueron bien recibidas, se cree que fueron la razón por la que el gobierno venezolano no le facilitó las credenciales necesarias para ser identificado como cónsul de Colombia, pese a ejercer diariamente funciones diplomáticas.

Las autoridades colombianas detuvieron ayer en Bogotá a Pino García por presuntamente realizar actividades que atentan contra la seguridad nacional, informó Migración Colombia.

El operativo fue llevado a cabo por Oficiales de Migración Colombia adscritos a la Regional Andina, quienes «lo trasladaron a una sala transitoria de la autoridad migratoria colombiana»
 hasta hoy cuando fue expulsado.

«Este señor podría llegar a presentar una afectación para la seguridad y tranquilidad del país, pero por razones de confidencialidad y reserva, no nos podemos referir a actividades concretas», dijo hoy en una rueda de prensa el director de Migración Colombia, Christian Krüger.

Además, resaltó que a Pino García se le respetaron todos sus derechos y que integrantes de Migración Colombia lo entregaron hoy en la frontera a miembros del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) de
Venezuela.

Y si bien, Pino no tenía el estatus de diplomático con esta decisión el gobierno de Maduro admite tácitamente su importancia dentro de la delegación de ese país en Bogotá.

Tal y como lo reveló EL TIEMPO, este venía desempeñándose como asesor político de esa delegación, aunque informes de inteligencia lo ubicaban en grupos que intentaban desestabilizar el orden público en Colombia.

EFE y UNIDAD INVESTIGATIVA EL TIEMPO

 

     

    WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com