Se registraron 27,2 por ciento menos casos que el último año, según el Instituto Nacional de Salud.

El Instituto Nacional de Salud (INS) informó en su último boletín que la cifra de lesionados en las fiestas de fin de año (31 de diciembre de 2018 y primero de enero de 2019) fue de 208, es decir, 27,2 por ciento menos que el último año.

Colombia registra un total de 675 personas quemadas con pólvora entre diciembre de 2018 y los primeros días de enero de 2019.

Hasta ahora el balance es inferior con un 7,7 por ciento en la reducción general de las cifras, así como con el número de niños lesionados (cifra comparada con diciembre de 2017).

Según el reporte del INS, a la fecha se registran un total 249 menores de 18 años lesionados y 426 adultos en todo el país. La manipulación de pólvora sigue siendo en el 62,5 por ciento de los casos la actividad causante de las lesiones y un 23,4 por ciento el ser observadores.

Los departamentos con mayor número de lesionados por pólvora son: Valle (87), Nariño (55), Atlántico (51) y Huila (23).

Entre tanto, en los departamentos que tradicionalmente reportan gran número de quemados su tendencia al descenso se mantiene: Antioquia (59) y Caldas (23).

Las lesiones más frecuentes son las quemaduras en más del 90 por ciento de los casos y las laceraciones en más del 70 por ciento de los registros. Los totes y voladores son los artefactos que más daño han causado.

‘Desde el ICBF queremos que se abra el debate’

Juliana Pungiluppi, directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), informó que el número de niños, niñas y adolescentes lesionados con pólvora durante diciembre de 2018 fue de 229, una reducción en 52 casos frente al mismo periodo de 2017.

Pese a que se registró una reducción en los incidentes, Pungiluppi insistió en la necesidad de abrir el debate sobre el uso de la pólvora para que el país tome medidas que acaben «definitivamente» con estos casos.

«Desde el ICBF queremos que se abra el debate, que nos preguntemos qué está faltando, en qué estamos fallando, tenemos que tener en cuenta nuestra cultura, nuestras tradiciones, estadísticas y la debilidad institucional de gran parte de nuestros municipios», indicó la directora del instituto.

Los departamentos que reportan mayores casos son: Valle del Cauca (31), Atlántico (25), Antioquia (20), Cauca (19), Sucre (12), Cundinamarca (11), Tolima (10), Córdoba (10), Norte de Santander (10), Nariño (10), Magdalena (9) y Risaralda (9). Le siguen Bolívar (7), Cesar (7), Santander (7), Bogotá (6), Caldas (5), Quindío (4), Boyacá (3), Huila (3), La Guajira (1), Meta (1), Arauca (1), Guaviare (1) y Vichada (1).

La directora destacó que en los departamentos de Amazonas, Caquetá, Casanare, Chocó, Guainía, Huila, Putumayo, San Andrés, Vaupés y Vichada no se registraron menores de edad lesionados con pólvora.

Durante diciembre, el ICBF amonestó a 23 padres de familia por permitir que sus hijos resultaran lesionados y los Defensores de Familia adelantaron 38 procesos de orientación y asistencia a las familias de los menores de edad.

«El llamado desde el ICBF es a no bajar la guardia y garantizar la seguridad y protección de los niños, niñas y adolescentes durante los próximos días. La ciudadanía y los padres de familia deben mantener a los niños, niñas y adolescentes lejos de la pólvora en el año que comienza», agregó Pungiluppi.

EL TIEMPO

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com