«No está al cien por cien, pero casi». Con esa frase de Jon Aspiazu, segundo de Valverde, comenzaba la previa de San Mamés. 90 minutos más tarde, el Barcelona se fue con un solo punto y con Leo cabizbajo. Ambos pasan por un pequeño bache. No es casualidad que el del argentino coincida con el del equipo.

Desde el golpe que sufrió con Lato en el Camp Nou, el argentino no ha vuelto a ser el mismo. Eso no evita que siga siendo el futbolista más peligroso del Barça, pero no lo suficiente para resolver partidos como los dos últimos de Liga.

Leo Messi en datos en San Mamés

  1. Tiros a puerta: 1
  2. Remates bloqueados: 2
  3. Pases efectuados / pases acertados: 72/57
  4. Asistencias: 2
  5. Duelos: 11
  6. Balones perdidos: 28
  7. Recuperaciones: 4

Ante el Athletic, Leo fue de menos a más. Apenas probó con cambios de ritmo o acciones explosivas. Como si jugase con el freno de mano echado, como si su estado físico no le permitiese correr ciertos riesgos. Lo anunció el cuerpo técnico -aunque Valverde lo desmintió tras el partido– y lo confirmó el propio futbolista sobre el verde: Messi no está en plenitud de condiciones.

Video thumbnail
LaLiga (J23): Resumen del Athletic 0-0 Barcelona

Probó con varios disparos desde la frontal, tiró paredes en espacios reducidos pero no ofreció sus habituales conducciones o desmarques tras combinación. Todo muy medido, sospechosamente calculado. Y las cuentas, con el argentino tocado, salen con menor holgura que nunca. El Madrid está a seis y el estado físico de Messi continúa siendo un interrogante.

MARCA.COM

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com