El juez primero del circuito de Bogotá negó que el acusado hubiera sido víctima de un hurto.

Una noticia que rodó por redes sociales esta semana narraba que una supuesta víctima de atraco habría sido conminada por un juez a pagar dos años de cárcel y, además, a indemnizar con dos millones de pesos a dos hombres que habrían intentado robarle su bicicleta, porque, supuestamente, en medio del asalto reaccionó disparándoles.

El hombre declaró en su defensa que accionó el arma como reacción al asalto del que era víctima. EL TIEMPO no había hecho referencia a esa primera versión.

Aunque la situación se presentó en mayo del 2018, la noticia apenas trascendió esta semana cuando el juez primero del circuito de Bogotá dio cumplimiento a un preacuerdo al que llegaron las partes con la Fiscalía.

Este diario conoció este documento pero allí no hay ninguna referencia a un atraco.
Por el contrario, se trató de un episodio que se habría originado con el préstamo de una bicicleta. Además, no fue una sino dos las personas que resultaron heridas.

“El acusado le prestó una bicicleta a una de las víctimas, aparentemente un reciclador, entonces por segunda vez le había reclamado para que se la devolviera y la víctima dijo que no podía porque la policía se la había quitado por falta de papeles, por esta razón el acusado reaccionó haciéndole varios disparos que casi lo matan”, contó el juez.

Inmediatamente después, el hermano del hombre herido llegó a su auxilio, pero también fue atacado con un disparo en una de sus piernas.

Los hechos dieron origen a una investigación, que llevó a un proceso contra el atacante por intento de homicidio agravado, lesiones personales y porte de armas de fuego.

Este llegó a un preacuerdo con la Fiscalía, en el cual “se le reconoce el atenuante de ira e intenso dolor y eso baja la pena.-viene con 47 meses de prisión- y adicionalmente que se tenga en cuenta la indemnización a las víctimas. Le ofrece cierta cantidad, que no es prerrequisito porque no hay delito contra el patrimonio, no hubo ningún atraco”, concluyó el funcionario judicial.

Finalmente, la supuesta víctima del hurto de su bicicleta tuvo que pagarles a los hombres a los cuales les disparó, se le declaró una prohibición de dos años para porte de armas de fuego y, aunque hubo una medida privativa de la libertad, por ser de solo dos años, quedó en libertad.

Óscar Murillo Mojica
EL TIEMPO
Twitter: @oscarmurillom

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com