Por Miguel Ángel Vega Cardona: Con un pésimo arbitraje del vallecaucano Norberto Ararat el Once Caldas igualó a un gol con el Atlético Bucaramanga.

El cuadro blanco jugó muy bien el primer tiempo y llegó en varias ocasiones sobre el pórtico de Nelson Ramos, quien se lució en varias intervenciones.

El equipo santandereano abrió el marcador con gol en fuera de lugar anotado por Maximiliano Núñez.

El empate se dio luego de una gran jugada entre Nieto, García y Gómez, quien de potente remate venció a Ramos.

El árbitro Ararat tuvo un pobre trabajo arbitral. Le anuló un gol a Juan Pablo Nieto y dejó de sancionar una pena máxima que le cometieron en el área al mismo Nieto.

El Once Caldas enfrentará el próximo sábado en Manizales a la Equidad en procura de un triunfo para mantenerse en el grupo de los ocho mejores de la Liga Águila 1 del 2019.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com