Zinadine Zidane les dio la alternativa en una plaza complicada como el Coliseum Alfonso Pérez y ninguno de los dos defraudó a su míster. Brahim, que estrenó titularidad con el galo, y Reguilón, demostraron que son más que útiles en este Real Madrid y que pueden pelear un sitio de cara el curso que viene.

El propio Brahim no solamente le puso ganas y descaro, sino que también lo hizo con clase. Dejó detalles del que es su verdadero nivel, como un sombrero que acabó con un disparo que paró Soria o un soberbio caño de espaldas y de tacón a Arambarri.

No tuvo demasiado trabajo pero apareció cuando hizo falta. Keylor Navas volvió a dar motivos a Zidane (y al palco) para continuar siendo el guardameta titular. Su doble intervención en el minuto 73 ante los tiros de Jorge Molina y Jaime Mata salvó al Madrid de la derrota.

Venía de ser el mejor de los blancos en los últimos partidos, en los que había anotado los últimos ocho goles del equipo. Pero no fue la noche de Benzema, que apenas dispuso de ocasiones para ‘mojar’. La tuvo en el minuto 2 y hasta ahí.

Punto de oro ante uno de los grandes de LaLiga que le sirve al Getafe para mantener la cuarta plaza y el sueño de la Champions League con una jornada menos por delante. Doblegar a este equipo de aquí al final va a ser muy muy complicado.

Mata trató de engañar al colegiado yéndose al suelo delante de Carvajal a la salida de un córner. De Burgos Bengoetxea no picó y, de haberlo hecho, el VAR habría actuado. No debió de acordarse de ese pequeño detalle el bueno de Mata.

MARCA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com