José Guillermo Hernández fue asesinado en Brasil por supuestos atracadores que iban por su reloj.

Hace exactamente un año, la exreina de belleza colombiana María Mónica Urbina denunció que ella y su esposo José Guillermo el ‘Ñeñe’ Hernández Aponte, fueron víctimas de la llamada banda de los Rólex de Bogotá, que los siguieron desde el aeropuerto El Dorado para quitarles sus relojes de lujo.

El episodio se registró en junio de 2018 y, ahora, un año después, información preliminar señala que en un episodio similar su esposo fue baleado en una calle de Uberaba, en Brasil.

En ambos casos, los atracadores portaban revólveres. Según medios locales, Hernández estaba en una feria en la ciudad de Uberaba, en Minas Gerais, en compañía de una mujer.

Al parecer, tomaron un taxi callejero y mostraron su destino en un GPS y cuando se desplazaban por la ciudad fueron interceptados por un motociclista que los encañonó y le pidió a Hernández su reloj Rolex. El esposo de Urbina habría opuesto resistencia y fue herido de muerte.

En el caso de Colombia, él y la exreina entregaron los relojes y, a principios de este año, la Policía Metropolitana capturó a los responsables y desarticuló a la banda.

De hecho, oficiales de inteligencia aseguraron que estas redes tienen tentáculos en Cali, Medellín y Barranquilla. Se sabe incluso que comercializan lo artículos robados en el exterior, por eso no se descarta que tengan nexo con los ladrones brasileños.

Por ahora se sabe que en el caso de Minas Gerais actuó un segundo delincuente y que en el forcejeo el esposo de la exreina recibió un proyectil a la altura del abdomen. Hernández fue llevado por la Policía Militar a la Clínica de la UFTM, en donde falleció en medio de una cirugía.

Hernández deja dos hijos -José Miguel, de 25 años, y Juan David, de 24- de su unión con Lina López Oñate.

UNIDAD INVESTIGATIVA
u.investigativa@eltiempo.com
@UinvestigativaET

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com