Al Ajax le ‘atacó’ el vértigo con tanta fuerza que se quedó sin final. La suficiencia con la que habían tumbado al Real Madrid y a la Juventus trufando de exhibiciones sus visitas al Bernabéu y al Allianz Stadium se evaporó en un segundo acto de alta tensión. Tras maniatar al Tottenham durante partido y medio poniendo tres goles de ventaja, los ‘spurs’ se rebelaron ante su destino. El equipo de Pochettino sabe danzar sobre el alambre. Da igual que pierdan por 2-0 al descanso o que estén sin Kane. Compiten en cualquier latitud y empujaron a los ‘ajacied’ al abismo en un segundo acto de ida y vuelta. Lucas Moura se convirtió en el héroe ‘spur’ que mandó a la lona al equipo de moda. Se llevó el balón a casa junto al billete para el Wanda. Gloria a Pochettino y al Tottenham. Una locura en Ámsterdam.

Sobrevivir al Etihad y al Manchester City fue una prueba de fuego que ‘entrenó’ al Tottenham para la batalla del Johan Cruyff Arena. Sin fichajes ni en verano ni en invierno, y sin Harry Kane, el conjunto de Pochettino ha competido en todas las latitudes. Y ha triunfado metiéndose en la primera final de su historia. Acostumbrados a superar todo tipo de reveses y de lesiones, los ‘spurs’, a lomos de Lucas Moura, noquearon el ‘fútbol total’ de De Jong, Ziyech, Van de Beek… que se queda a las puertas de la final. Ni el 0-1 de Londres ni el 2-0 del primer tiempo les protegió de su cruel destino.

Antes del drama, el guion de la película lo escribieron los ‘ajacied’. El balón disfruta con los holandeses cuando se lo pasan por el césped y cuando vuela desde la esquina. Y en los córners, cuando el Ajax se olvida de tocar, llama a De Ligt y su 1,89.

El central holandés se agigantó y cabeceó a la red un envío de Schöne. Calcaron la jugada que en Turín les dio el pase transformando a De Ligt en el cuarto más joven en anotar en unas semifinales (19 años y 269 días). Ayer, el premio era mayor: la primera final desde 1996. Una gesta para una ‘camada’ que lidera un capitán que no había nacido la última vez que el Ajax luchó por una Liga de Campeones en el último choque. No podrán vivirla.

La lesión de Neres en el calentamiento y la entrada de Dolberg en el once no modificó el planteamiento de Ten Hag. Retrasó a Tadic e intentó trenzar el mismo fútbol. El Tottenham se rebeló tras el golpe de De Ligt, pero Son se topó con el palo y con Onana. También Eriksen, que volvía a Ámsterdam.

Los ‘spurs’ subieron el ritmo… pero el Ajax les ‘cazó’ en una jugada eléctrica entre Tadic y Ziyech que el marroquí mandó a la red. Pero el Tottenham no se rindió. Entró Fernando Llorene y Lucas Moura se desataron los ‘spurs’. En una contra eléctrica con Alli, el brasileño firmó el 2-1 reactivando la eliminatoria. Y a los cuatro minutos, un remate de Llorente lo detuvo Onana con un paradón… pero el mal despeje de Schöne le dio el cuero a Moura para que en una baldosa, y a golpe de recorte, se abriera hueco e hiciera el 2-2.

El Tottenham estaba a un gol de Madrid. De Ligt se desesperaba ante las embestidas londinenses. El Ajax sintió la presión y Ziyech se topó con el palo. No pudo poner la guinda y prolongó la agonía de los ‘ajacied’. El conjunto local rozó un 3-2 que nunca llegó. El Tottenham se acercaba y Vertonghen remató al larguero una ocasión que parecía que iba a ser la última. Fue la penúltima. Al borde de que se cumpliera el tiempo añadido, un balón largo de Sissoko se transformó en el pasa a la final.

Llorente la bajó y Alli se la dejó a un Lucas Moura que marcó el 2-3. Éxtasis ‘spur’. Drama del Ajax que veía como una Champions casi perfecta se quedaba sin final. La generación de De Jong y De Ligt encontró su techo en las semifinales.El premio se iba de Ámsterdam a Londres. El Tottenham, en un final épico como en el Etihad con el gol anulado a Sterling por el VAR, arriesgando hasta el límite, hacía historia. El Liverpool será su rival en una final inglesa inesperada y en la que podría estar Kane. La Premier vuelve a mandar en Europa. Pochettino lo ha hecho. El Wanda les espera.

MARCA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com