La Champions League es una realidad. Atalanta se impuso este sábado al Genoa, en el partido que abrió la trigésima sexta jornada de la Serie A, y, con su cuarta victoria consecutiva, marcha lanzado hacia una histórica clasificación al certamen.

Los goles de Musa Barrow y de Timothy Castagne permitieron al Atalanta hacerse momentáneamente con la tercera posición que ocupaba el Inter de Milán, que jugará el lunes contra el Chievo, y escaparse a seis puntos de Roma y Milan, quintos, que todavía deben jugar sus partidos.

Roma recibirá a Juventus y Milan visitará al Fiorentina, y solo tienen la victoria como opción si quieren intentar alcanzar a un Atalanta que ve, jornada tras jornada, acercarse una clasificación en la Champions que al comienzo del año parecía un sueño.

Sin el argentino Alejandro Gómez ni Andrea Masiello, ambos sancionados, Atalanta no jugó con su habitual ritmo alto en la primera mitad, en la que sin embargo le fueron correctamente anulados dos goles, uno al alemán Robin Gosens y otro al colombiano Duván Zapata.

Pero su arranque de reanudación fue contundente. El técnico Giampiero Gasperini dio paso a Barrow y este le premió en menos de sesenta segundos, al superar en un mano a mano al meta rumano Ionut Radu y romper la igualdad.

La diana del delantero de Gambia, que tuvo que retirarse por lesión apenas quince minutos después, abrió el camino para el 2-0 de Castagne, quien culminó una gran acción coral para sentenciar el encuentro.

Los hombres de Gasperini controlaron el ritmo en el tramo final, pero tuvieron que asustarse en el tiempo añadido, ya que el macedonio Goran Pandev recortó distancias en el 88 y el visitante acabó dándolo todo en los últimos minutos, sin tener premio.

MARCA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com