El adiós de Griezmann supondrá un antes y un después en la reciente historia del Atlético, pues el vacío que dejará en la plantilla se antojaba muy complicado de cubrir. Con su anunciado adiós, no sólo se va un futbolista que la temporada pasada acarició el Balón de Oro, sino que también se va el quinto máximo goleador de la historia del club, el artillero más prolífico que ha tenido Simeone a sus órdenes y el hombre sobre el que se había construido el proyecto de esta temporada en busca de levantar la Champions en el Metropolitano.

Aunque los actuales 21 goles (15 en Liga, dos en Copa y cuatro en Champions) que le convierten en el máximo goleador rojiblanco de este curso le mantienen por debajo de las cifras que venía alcanzando en sus cuatro temporadas anteriores (25 en la 14-15, 32 en la 15-16, 26 en la 16-17 y 29 en la 17-18), Griezmann abandonará el Atlético como el quinto mejor artillero de su historia, a sólo cuatro de los 137 que firmó Gárate, siendo superado también por Campos (146), Escudero (169) y Luis Aragonés (170).

Ni que decir tiene que Griezmann también se ha destapado en estas cinco temporadas como el mejor goleador que ha tenido Simeone a sus órdenes, pues sus 133 dianas (en 256 partidos) superan las 68 de Diego Costa (140 encuentros), las 58 de Falcao (el colombiano sí le mejora en el promedio, pues los anotó en solo 71 apariciones) y las 38 de Koke y Fernando Torres.

Griezmann deja el Atlético con un palmarés, principal argumento que le ha llevado a cambiar de aires, de una Supercopa de España (en el verano de 2014, apenas recién llegado al club), una Europa League (Antoine fue decisivo, viendo puerta en todas la eliminatorias y en la final) y una Supercopa de Europa(conquistada ante el Real Madrid apenas cuatro días después de regresar de sus vacaciones posteriores a proclamarse campeón del mundo con Francia).

MARCA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com