James Rodríguez volverá a ser jugador del Real Madrid después de su aventura en el Bayern las dos últimas temporadas. Sin embargo, su paso será en principio pasajero, básicamente porque el Real Madrid planea hacer caja con el colombiano y porque el jugador está brillando en la Copa América, de tal modo que los clubes interesados no van a tardar en lanzarse a por el jugador. Es probable que los que se suban al carro a raíz de sus actuaciones con su selección, donde volvió a ser decisivo con una sensacional asistencia en el triunfo agónico frente a Qatar, lleguen ya tarde.

Y es que el Nápoles es quien más se ha movido y quien puede hacerse con el jugador, aunque no será en la condiciones que planteó en un principio al Real Madrid. La primera fórmula que ha propuesto Aurelio De Laurentiis, presidente del Nápoles, es la del 10+40. Según publicó La Gazzetta dello Sport el equipo italiano pide una cesión hasta el año que viene, por la que pagarían 10 millones de euros, para luego efectuar una opción de compra obligatoria de 40 kilos en junio de 2020.

Sin embargo, los blancos no van a aceptar esa propuesta porque quieren ingresar todo ahora o la mayor parte del traspaso. Están abiertos a una cantidad principal y algún complemento por objetivos, como se hace habitualmente, pero no a la inversa. En cualquier caso hay voluntad por parte de ambas entidades de llegar a un acuerdo.

Ventajas fiscales

El Nápoles, sin embargo, intentará no firmar nada hasta al menos el 29 de junio, cuando en Italia debe aprobarse una norma fiscal muy al estilo de la ley Beckham, como ya avanzó MARCA el pasado 28 de mayo, y por la que las personas no residentes los dos últimos años en el país transalpino y vayan a establecer allí su residencia fiscal podrán tributar al 30 por ciento en el norte de Italia y al 15 en el sur, como es el caso del Nápoles. Para el equipo que dirige Ancelotti, asumir una ficha alta como la de James no sería por tanto tan costoso como en España, donde se tributa al 43%, de ahí el interés del club en cerrar el acuerdo. Y eso sin olvidar las ventajas en derechos de imagen también para el futbolista, una de las grandes bazas de James, con gran tirón en el mercado latinoamericano.

Cristiano ya sacó provecho de ella y lo hará el madridista puesto que le ley limita a un pago de 100.000 euros por derechos de imagen que se generan en el exterior. En el caso de James, todos sus ingresos en derechos de imagen son de fuera de Italia. Tampoco es de extrañar con una nueva norma fiscal más la que ya existe para los derechos de imagen que la Juve esté pensando muy seriamente en repescar a Pogba, pretendido por el Real Madrid, y que ha dejado claro que quiere dejar el Manchester United.

El deseo de James, sin embargo, era pagar por sus derecho de imagen en España con tal de volver a vestir de blanco, pero lo tiene casi imposible. Pese a que ya ni siquiera ocupa plaza de extranjero, Zidane no cuenta con él y el club blanco tiene asumido que es uno de sus futbolistas más cotizados y por tanto ideal para hacer caja.

Tampoco le van a faltar pretendientes a James si no se concreta la opción del Nápoles ya que a sus 27 años vive uno de los mejores momentos de su carrera.

MARCA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com