La hija del cantante Gilberto Gil es una vanguardista de la alimentación infantil y cree que comer sano es más que comer: “Es una ideología”.

BELA GIL (Salvador, Brasil, 1988) se define como una activista de la alimentación infantil. Cocinera, escritora de éxito y presentadora de máxima audiencia en la televisión brasileña, la hija del cantante Gilberto Gil se ha propuesto cambiar los hábitos alimentarios de los niños brasileños y para ello ha empezado por lo realmente difícil: reeducar a los padres. “Además de Música y Matemáticas, en los colegios debería implantarse como asignatura El Arte de la Cocina, entendida como una de las bases de la vida”. No quiere añadir una nueva materia teórica, sino implantar un trabajo manual. Considera fundamental que los pequeños se acostumbren a tocar la tierra con las manos, plantar hortalizas y manipular los alimentos para experimentar nuevos guisos. “La gente suele tener miedo de meter a los críos en la cocina porque les parece que está llena de peligros, pero el mundo es arriesgado y hay que enseñarles a navegar por esos espacios”, dice durante una visita a San Sebastián, invitada del Basque Culinary Center.

Bela Gil, en la cocina del Basque Culinary Center, donde impartió una conferencia durante el congreso Diálogos de Cocina, organizado por Andoni Luis Aduriz.
Bela Gil, en la cocina del Basque Culinary Center, donde impartió una conferencia durante el congreso Diálogos de Cocina, organizado por Andoni Luis Aduriz. Alex Iturralde
elpais.es
WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com