Sin duda alguna el futuro de Santiago Arias era incierto en el Atlético de Madrid tras la llegada y el desempeño que lleva hasta el momento el inglés Kieran Trippier. Sin embargo, este miércoles en Mallorca, el lateral derecho aprovechó la oportunidad de que le dio Diego Simeone y fue una de las figuras del triunfo en condición de visitante.

En la primera parte fue el más activo en ataque. Las situaciones más claras del Atlético nacieron en los pies del lateral colombiano. Incluso, cuando estaba por bajar el telón, un remate pegó en el palo. Pudo haber sido el segundo del Colchonero.

En la etapa complementaria ante el acecho del rival le tocó trabajar en zona defensiva y también aprobó. Junto a Oblak salvaron a su equipo del empate. No desbordó como en los primeros 45 minutos pero cumplió en defensa.

Con esta actuación, el colombiano le genera un dolor de cabeza a su entrenador. Ya tiene a dos buenos laterales luchando por lugar. Algo que quería Diego Simeone. Con la llegada del inglés, Arias se despertó y dijo: «presente».

MARCA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com