El duelo de colombianos se lo llevó el más joven. Luis Sinisterra y el Feyenoord amargaron este jueves al Oporto de Matheus Uribe y Luis Díaz, y lo derrotaron por 2-0, en compromiso correspondiente a la fase de grupos de la UEFA Europa League.

Tras caer eliminado ante el Krasnodar, en Champions League, el Oporto ‘despertó’ y cuajó varias semanas perfectas. El cuadro entrenado por Sérgio Conceiçao ganó ocho partidos de manera consecutiva, pero cayó en Róterdam. Los lusos perdieron en un choque equilibrado, con un segundo tiempo frenético y que penalizó la falta de eficacia de los ‘dragones’.

Los tantos de Toornstra y Karsdorp tumbaron a un Oporto que, en las tres veces en las que empezó perdiendo este curso -ante el Krasnodar, el Gil Vicente, en la primera jornada de Liga NOS y en este choque- no logró, ni siquiera, un empate. Después de un primer tiempo poco emocionante, el mayor acierto holandés en la segunda mitad tuvo su premio con la victoria que, sumados al triunfo (2-1) del Young Boys ante el Rangers, dejan a los cuatro equipos del grupo G con tres puntos.

El cuadro luso fue superior durante el primer tiempo. Con Marchesín en portería, Marcano acompañando a Pepe en el eje de la zaga y Mateus Uribe en la medular, los ‘dragones’ fueron mejores que el equipo local, que tuvo a Luis Sinisterra demasiado sólo en punta de ataque.

Con Uribe mandando en el centro del campo, Nakajima y Zé Luis, en buenas posiciones, no tuvieron puntería, mientras Pepe vio Vermeer evitar que marcara con una gran parada. Por su parte, el Feyenoord sólo generó peligro en algunas incursiones por la banda derecha -Nakajima dejaba a Alex Telles muy sólo defendiendo-, pero sin poner verdaderamente a prueba a Marchesín.

Tras un natural 0-0 al descanso, el Feyenoord tardó tan sólo tres minutos en marcar. Rápido cambio de frente, con Sam Larsson encarando Manafá por la derecha y logrando espacio para el tiro. Marchesín logró una buena parada, pero Pepe y Manafá se molestaron mutuamente, Larsson volvió a recoger la pelota y centró al segundo palo, donde Jens Toornstra, con sutileza, puso a los holandeses por delante.

Justo después del 1-0, el Feyenoord rozó el segundo, en un tiro cruzado de Berghuis que Marchesin paró con dificultad. Conceiçao reacciono, quitando a Nakajima -que no acompañó las subidas de Karsdorp- y poniendo a Luis Díaz. La segunda mitad tuvo un ritmo totalmente diferente, y los ‘dragones’ rozaron el 1-1 en una jugada de estrategia. Uribe picó el balón por encima de la arriba hacia Otávio, pero el brasileño se topó con el palo.

El duelo era de ida y vuelta, totalmente diferente de lo que se vio en los primeros 45 minutos. Berghuis, tras potente disparo, se topó con el larguero, mientras Sam Larsson -probablemente el mejor del choque, sólo ante Marchesín, no tuvo la mejor puntería. Pero luego sería el Oporto en desperdiciar ocasiones clamorosas. Marega, a puerta vacía, tiró por encima, mientras Luis Díaz se topó con el larguero del Feyenoord.

Y, ante la falta de puntería del Oporto, el Feyenoord aprovechó. Karsdorp cogió el balón cerca de la medular y lo fue condiciendo. Ante la pasividad de la zaga rival, se plantó sólo ante Marchesín, anotando el 2-0. Los ‘dragones’ cayeron en Róterdam.

MARCA

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com