A continuación la descripción de los trajes artesanales que lucieron las 22 candidatas aspirantes al título de Señorita Colombia® 2020 en el desfile que se realizó el sábado 10 de noviembre en las playas del Hotel Hilton Cartagena.

-Señorita Antioquia®: Paula Jiménez García 

Nombre del traje: Abeja, Reina en Extinción. Este diseño elaborado con hojas de maíz secas, estropajo, cabuya, fique y bambú, entre otras fibras naturales consta de 11 piezas. El traje está inspirado con el propósito de resaltar la importancia de las abejas en la vida y hacer un llamado a la conservación de esta especie.

-Señorita Atlántico®:Claudette Abuchaibe Sabogal

Nombre del traje: Brisa Loca. Construido con materiales como: Caña flecha y hojas de plátano, el traje, diseñado en rectángulos, apuntado por flores de manca tigre. En el cuello lleva una gargantilla, imitación de tejido de sombrero vueltiao. El traje hace referencia al fenómeno natural del departamento, la brisa que tantas canciones ha inspirado.

-Señorita Bogotá D.C®.:Adriana Rugeles 

Nombre del traje: Guardiana De Ciudades. Residuos Cero; confeccionado en una técnica ancestral que consiste en el bordado y teñido a mano del yute con materiales no convencionales e innovadores donde se destacan los discos compactos reciclados, las siete piezas de este traje fueron elaboradas manualmente, en homenaje a la generación de la conciencia, ética ambiental y moda ecológicamente sostenible en Colombia .En su fabricación se utilizaron unos de los materiales menos habituales en cuanto reciclaje se conoce como son los CDs. El proceso de reciclado de los CDs consiste en su recolección, trituración y procesamiento para obtener de nuevo plásticos para emplearlos en diferentes productos y vestuarios.

-Señorita Bolívar®: Estefanía Gutiérrez Roldán. 

Nombre del traje: Un Mar de Esperanza. Elaborado a partir de plástico recolectado en las playas de Cartagena por la propia candidata, es un trabajo de rescate de aves que confunden las piezas de plástico con alimento. Las Ocho piezas del traje son un llamado a la conciencia ambiental, que tanto necesitamos.

Señorita Boyacá®: Yuli Camila Tinoco Vega.

Nombre del traje: Huitaca. Realizada bajo técnicas artesanales como el Macramé y la Tejeduría en rollo de Guacamayas; construido en cinco piezas, está basado en la leyenda muisca sobre Huitaca, que habla de la madre cósmica, acuática y lunar, diosa de las aguas de donde provienen todos los seres, donde surgió la cultura del agua teniendo como epicentro la Laguna de Iguaque, donde se da la unión de la energía del sol, la tierra y el agua; este traje es un llamado a la armonía, el equilibrio con la naturaleza y el cosmos, el conocimiento interior.

-Señorita Cartagena, Distrito Turístico y Cultural®: Andrea Carolina Martínez.

Nombre del traje: Mangles, diversidad y vida. En su diseño se usaron elementos naturales reciclados como corteza de árbol y fibra natural de maíz, este vestido de tres piezas, representa los mangles, un conjunto único de árboles presentes en el trópico colombiano. Elaborado a mano en su totalidad por jóvenes pertenecientes al semillero de moda de la facultad de bellas artes y ciencias de Bolívar, quienes con materiales 100% naturales como corteza de árbol, hojas de maíz, conchas de nácar y fique logran recrear un atuendo representativo de este ecosistema, buscando crear conciencia de la importancia de la preservación de nuestras especies.

-Señorita Casanare®: Juliana José Parra Gómez.

Nombre del traje: Cantar del Llano. Este vestido Tejido en chaquiras y telar a mano, consta de tres piezas y el mensaje es claro: Debemos cuidar y perseverar nuestra fauna y flora ya que estamos en un país con biodiverso y único en el mundo. Elaborado en flores artesanales con cientos de chaquiras que representan nuestra flora la cual es un tesoro que debemos cuidar y conservar.

-Señorita Cauca®: Valentina Aldana.

Nombre del traje: Morpho, guardiana de las aguas. Tejido en seda natural cultivada artesanalmente, Croché en dos agujas. Flores y mariposas en capullo de gusano de seda. Creado bajo el concepto de la convocatoria del CNB® “El medio ambiente, una inspiración”, y siendo el departamento del Cauca uno de los más biodiversos del país, se ha querido resaltar toda la riqueza natural con la que cuenta esta hermosa tierra, a la abrazamos con toda nuestra solidaridad.

-Señorita Cesar®: Kathleen Giseth Mariño Badillo.

Nombre del traje: Emisaria del Hábitat. Confeccionado con técnicas artesanales aplicadas a materiales como: yute, lámina de oro, papel maché, corteza seca de palma, arcilla y fique. Sus ocho piezas fueron inspiradas en los cuatro elementos de la naturaleza que son indispensables para nuestro planeta: agua, fuego, tierra y aire y como ellas se pueden definir como las energías que guían nuestra consciencia y forma de entender el mundo.

-Señorita Chocó®: Luisa Fernanda Pérez.

Nombre del traje: Chocó, Selva biodiversa. En esta creación se mezclan pinturas y tintes sobre damagua, rosquillo en Chaquiras, caracoles y escamas de pescado, en sus seis piezas el Chocó es visto como un ecosistema biodiverso en donde las condiciones privilegiadas de sus mares, sus ríos, su fauna y su flora convergen de manera armónica en una gran selva. Este traje es una recopilación de todas nuestras riquezas naturales, cultura, colorido y ancestralidad.

-Señorita Cundinamarca®: María Alejandra Pulido Rueda.

Nombre del traje: Destello cundinamarqués. Realizado en las técnicas artesanales de tintura, anudados y macramé, esta prenda se compone de seis piezas y está inspirado en los pañolones de la mujer cundinamarquesa. En él se plasma la fauna y la flora que se hallan en vía de extinción como los colibríes, además el vestido evoca las fuentes hidrográficas de los páramos donde nace el frailejón.

-Señorita Guajira®: Lumara Stephanie Parra Henríquez.

Nombre del traje: Madre Perla. Para su elaboración se usaron técnicas como el tejido y el bordado. Lumara, le rinde un homenaje al Mar Caribe, las perlas y a las tortugas, estas últimas, en vía de extinción en nuestro planeta, para la candidata su vestido transmite fuerza, protección, energía y empoderamiento femenino.

-Señorita Huila®: María Alejandra Salazar Rojas. 

Nombre del traje: El Cóndor de los Andes. Realizado en bronce tallado y bordado a mano. Este vestido compuesto por tres piezas, es una reflexión para que ayudemos a conservar a nuestros cóndores, pues esta especie es catalogada hoy en día en peligro de extinción.

-Señorita Magdalena®: Luisa Fernanda Cotes Ospino.

Nombre del traje: Humedales de mi tierra. Es inspirado en los humedales, que es tal vez el ecosistema más importante en el mundo, la Señorita Magdalena, hace un llamado a la preservación, conservación y a la urgencia de cuidar nuestras fuentes de agua. Tejido en croché y pintado con aerografía, el traje consta de cinco piezas.

-Señorita Norte de Santander®: Natalia Manrique Aguilar.

Nombre del traje: Catatumbo. Los materiales utilizados son Shakiras y foamy, diseñado en tres piezas. Catatumbo cuenta la leyenda mitológica de los indígenas que habitaron en los estoraques. La falda evoca la densidad de la exótica vegetación de la región, este es un vestido de historia y patrimonio ancestral.

-Señorita Quindío®: María Fernanda Aristizábal Urrea

Nombre del traje: Valle del Cocora. Con la técnica de pintura al óleo, y tejido con flores en seda y macramé, sus tres piezas son un lienzo pintado a mano por artesanos, resaltando al cóndor que es el ave nacional y que se encuentra en vía de extinción, María Fernanda, quiere hacer un llamado a la preservación de la flora y la fauna colombiana.

-Señorita Región Caribe®: Mariana Jaramillo Córdoba

Nombre del traje: Madrépora. Este traje se confeccionó bajo técnicas artesanales como el bordado de pata de cabra y el recamado de perlas de diversas dimensiones. Compuesto por siete piezas, el traje habla de las riquezas naturales de la Región Caribe, del mal y su sistema de arrecifes y la necesidad de cuidar esta fuente de vida marina.

-Señorita San Andrés,Providencia y Santa Catalina®: Kimberly Hooker Naranjo.

Nombre del traje: Sea Flower Guardian. Este vestido simboliza a la mujer Raizal que en su diario vivir custodia y protege nuestra reserva natural. Compuesto por triquini un elaborado en hoja natural de la fibra piña silvestre que abunda en los humedales de las islas. Este traje es un llamado la biosfera del Archipiélago denominado por la Unesco Como “Sea Flower”.

-Señorita Santander®: Paula Camila Gualdrón Villarreal. 

Nombre del traje: Naturaleza Viva. La técnica utilizada en su confección es el hilado artesanal en rueca por parte de artesanas tradicionales rurales de Charalá Santander, para el color del vestido se trabajó el descrudado, blanqueado y limpieza de la fibra artesanal con lejía, y jabón de tierra. Las siete piezas son un homenaje al Páramo de Santurbán, el cual es considerado fuente de vida para el oriente colombiano, y se ha visibilizado ante la campaña “el agua vale más que el oro”, como respuesta ante la posibilidad que se autorice la explotación minera en la región. Este traje tiene un sólo mensaje No a la explotación Minera en el Páramo de Santurbán.

-Señorita Sucre®: María Catalina Hoyos Arias.

Nombre del traje: Sucre Paraíso Sostenible. Elaborado con hilos de algodón en tejido de telar de hamaca y caña flecha con flores hechas en bolitas de madera teñidas en achiote criollo y una amplia falda en hilos de telares de hamaca en tejidos de macramé, este vestido simboliza los ecosistemas de las subregiones sucreñas sus tres piezas representan: La fuerza, el entusiasmo y la perseverancia del sucreño por la preservación ambiental.

-Señorita Tolima®: Natalia Rodríguez Muñoz. 

Nombre del traje: Tolaima. Con materiales como apliques de madera y chaquiras, las cuatro piezas de este vestido, evocan el nombre original del departamento, pues Tolima proviene de la voz indígena Dulima que significa Río de Nieve y en lenguaje Karib significa nube. Para natalia su vestido es un llamado a preservar la historia y las tradiciones de su tierra.

-Señorita Valle®: Valentina Cardona Rincón. 

Nombre del traje: Ocaso vallecaucano. Este vestido asimétrico en una sola manga está elaborado en la técnica de cestería en sesgos de algodón y los accesorios son en bronce con técnica de martillado a mano. Para la candidata este trabajo es un llamado a la protección del medio ambiente y la reducción del calentamiento global.

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com