El presidente del club habló sobre la difícil situación que se afronta a causa del coronavirus.

La crisis del coronavirus afectó de gran manera al fútbol colombiano, los clubes no tiene dinero para mantener sus nóminas y las únicas salidas visibles han sido las reducciones salariales o suspensión contractual.

Precisamente, Óscar Upegui, presidente del Bucaramanga, habló con Caracol Radio sobre la difícil situación económica que tiene el equipo y las drásticas decisiones que han tenido que afrontar.

“Lo primero que hicimos fueron unas vacaciones anticipadas mientras buscábamos posibles soluciones, después buscamos propuestas, licencias remuneradas y no remuneradas, hasta que terminamos optando por suspender los contratos”, señaló el dirigente. 

Recordemos que por tal motivo, jugadores de la plantilla instauraron una tutela contra el club. Situación complicada debido a la falta de ingresos (boletería, premios, publicidad) y ayudas de Dimayor.

​Upegui aclaró además que “los jugadores han sido escuchados pero no hay más plata”. En ese sentido, intentaron llegar a algunos acuerdos “con unas propuestas que ellos creían que eran las mejores, pero no podíamos cumplir”.

​​Por lo anterior, la solución que dan desde la directiva es que “les estamos dando un auxilio dentro de las posibilidades y los ingresos que maneja el club. A cada uno le damos lo que creemos, entendemos y podemos cumplirles”.

FUTBOLRED

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com