Se vio un equipo carente de actitud, de ideas y de argumentos en la zona medular.

En el Estadio de la Liga Deportiva Universitaria, la Selección Colombia se enfrentó a Ecuador por la cuarta jornada de las Eliminatorias Suramericanas. La Tricolor, dirigida por Carlos Queiroz, cayó goleada por 6-1, en una horrible presentación contra los de Gustavo Alfaro.

Una de las líneas que presentó sorpresas fue la del mediocampo, en la que, a comparación con el partido de local contra Uruguay, tuvo a Jefferson Lerma, Juan Guillermo Cuadrado y Matheus Uribe conformando la línea de tres. Dos novedades: Cuadrado pasó de ser lateral derecho a ocupar la posición de volante interno; Barrios, hombre clave en la recuperación, fue suplente. Ninguno fue la solución.La tormenta perfecta: Ecuador humilló a Colombia sin fútbol, alma, fe

En el primer tiempo el desorden fue evidente y Ecuador no dudó en aprovechar. Uribe en la mitad, sin precisión en la entrega y con poca vehemencia para recupera el balón; Lerma, en la izquierda, empezó con la presión alta pero se fue apagando tras los dos goles en el inicio del partido, al minuto 13 vio la tarjeta amarilla producto de la impotencia y desesperación colectiva. Cuadrado, por derecha, con ‘ganas’ pero sin claridad.

Con cuatro goles encima (Arboleda, Mena, Estrada y Arreaga), Quieroz ‘metió mano’ para darle ingreso a Barrios, movió a Cuadrado y sacó a Uribe; las fragilidades en el mediocampo y la defensa fueron evidentes, un equipo sin orden, sin recuperación y con pocas ideas terminó los primeros 45 con un 4-1 en contra. James, de penal, descontó el marcador.

En el segundo tiempo, con Wilmar Barrios en la cancha, la zona medular mejoró. Barrios en función de recuperación, lo que mejor sabe hacer, fue mejor y se hizo sentir en los primeros minutos de la segunda mitad.

No obstante, los espacios entre la defensa y el mediocampo siguieron, y Ecuador, fiel a su juego directo, volvía a atacar con peligro la portería colombiana, Camilo Vargas respondía.

Comprometido con la amarilla, Lerma abandonó el terreno de juego para darle paso a Edwin Cardona, quien, junto a James Rodríguez saltó al campo con la intención de generar juego, pues ese factor fue carente durante todo el partido. Se quedó en intención.

Ecuador siguió con la arremetida y con Gonzalo Plata al minuto 80 consiguió el quinto tanto del partido. En el final llegó el sexto, de pelota quieta. La defensa de Colombia no respondió y dejó claro que no hay una idea para el retroceso, que no hay mucho trabajado en la recuperación y que es evidente la falta de orden, de ideas y de liderazgo en el equipo. Mena, autor de uno de los goles y figura del partido se paseó por donde quiso. Arboleda, central, fue el dueño en el área de Ecuador y de Colombia.

Con seis goles en contra, sin creación, ni recuperación, ni actitud, ni muestras de fútbol, la Tricolor fue humillada en Quito, firmando así una goleada históricas en Eliminatorias. Pésima actuación de la Selección Colombia. 

FUTBOLRED

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com