Luis Fernando Suárez se clasificó con Costa Rica a la Copa Mundo, tras ganar el repechaje.

Luis Fernando Suárez vive, por tercera vez en su carrera, la felicidad de una clasificación a un Mundial de fútbol, esta vez llevando de la mano a Costa Rica, que derrotó 1-0 en el repechaje a Nueva Zelanda.

El antioqueño se clasificó antes con Ecuador y con Honduras y por estos días es el hombre más querido entre los ‘ticos’, que tuvieron con él un inesperado renacer en las eliminatorias de la Concacaf y ahora festejan por haberle dado su voto de confianza.

Y la pregunta es inevitable: ¿por qué siendo colombiano, con tanta experiencia en Mundiales, no se tuvo cuenta en su propio país, antes o después de la dolorosa eliminación del Mundial de Catar? Él encuentra una razón casi sobrenatural.

«Hubo un momento en el que a mí me ofrecieron la Selección, que fue en el año 2000, donde yo creía que todavía estaba muy crudo para tomar una Selección de mayores y no la acepté. Después no se han alineado los astros para que yo esté», dijo en entrevista con Caracol Radio.

No significa que no esté ya representando a Colombia, o que no lo haya hecho en el pasado, en una carrera marcada por las alegrías pero también por profundas tristezas: «He estado mucho tiempo por fuera y Colombia ha tenido un técnico grandísimo como José Pékerman, que me parece que hizo las cosas muy bien iniciando este ciclo y después yo he estado por un lado por el otro. Uno siempre querrá dirigir a su país, lo más importante que hago yo, lo hago conscientemente, dirigiendo clubes en el extranjero y más dirigiendo selecciones, es que yo también represento a mi país y trato de hacerlo lo mejor posible», afirmó.

futbolred

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com