Mientras en Colombia departamentos como Antioquia y Atlántico señalan que la demanda es hasta diez veces mayor, a nivel mundial expertos se cuestionan por qué no se previno con tiempo este escenario. En el país, en solo tres meses su consumo aumentó un 74%.

El 6 de marzo de este año, la revista médica The Lancet, una de las más reconocidas en el campo, publicó un reporte titulado Crisis de oxígeno médico: una respuesta tardía del COVID-19.Cuenta el documento que, tras un año de experiencia, y de intentar convivir junto al coronavirus, la organización Welcome Trust, el centro de innovación de salud Unitaid y la Organización Mundial de Salud (OMS), lograron calcular que se necesitan 90 millones de dólares para financiar una especie de fondo de respuesta inmediata para lograr cubrir la escasez de oxígeno que se empieza a vivir a nivel mundial. Sobre todo, en países de ingreso bajo y medio.

La advertencia pasó del papel a la realidad muy pronto. En India, donde los casos de muerte por coronavirus llegan a picos no vistos antes, la escasez por oxígeno llegó a un punto crítico. Tanto así que varios países, como Estados Unidos y Reino Unido, mandarán equipos de ayuda y, el mismo gobierno indio, anunció que aprobó planes para desarrollar 500 plantas de oxígeno en su territorio. (Le sugerimos: EEUU enviará suministros a India “inmediatamente” para luchar contra el covid-19)

El panorama, aunque quizá no tan dramático y mediático como el de India, se ha dado en otros países, como Nigeria, Brasil, México, Perú y África subsahariana. En Colombia, por su parte, se empiezan a prender unas primeras señales de alerta.

El caso más sonado es el de Antioquia, que tiene una disponibilidad de UCI del 3,63%. A finales de la semana pasada el Gobernador encargado del departamento, Luis Fernando Suarez, le mandó una carta al ministro de Salud, Fernando Ruiz, advirtiendo que varias clínicas y hospitales iban a tener que reducir en un 60% el suministro de oxígeno la próxima semana como consecuencia del tercer pico. “También nos hemos reunido con los proveedores de oxígeno encontrando que están teniendo una demanda nacional cercana al 500% adicional”. (Le puede interesar: Gobernador de Antioquia advierte a Minsalud por falta de oxígeno en el departamento)

Pero el caso también se está dando en Atlántico (con un 18.8% de disponibilidad UCI). Según explica Ingrid Marcela Reyes, directora ejecutiva de la Cámara de Gases Industriales y Medicinales de la ANDI, en ambos departamentos ya se han reportado clínicas y hospitales que están demandando entre siete y diez veces más oxígeno de lo normal. A nivel nacional, por ejemplo, la empresas productoras y comercializadoras agremiadas de la ANDI, están funcionando al 105% de su capacidad.

EL ESPECTADOR

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com