El lunes 3 de mayo, cuatro ciudadanos de Medellín salieron de prisión luego de que su defensa demostrara que no estaban en medio de una “multitud con rabia” que atacó policías en el suelo, como lo denunciaron uniformados ante la Fiscalía. Sin embargo, seguirán siendo investigados por vandalismo. Conozca aquí la historia.

Kevin Calderón, Yorwil Quintero, Sebastian Giraldo y Sara Zuluaga son ciudadanos libres. Así lo decretó el juez Hernán de Jesús Ospina, a cargo del Juzgado 27 Penal Municipal de Medellín, en la tarde del 3 de mayo. Durante el fin de semana estuvieron capturados, en situación de hacinamiento y con serios golpes en su cuerpo, luego de que el mismo juez ordenara su detención preventiva, tras ser denunciados penalmente el pasado 28 de abril por dos policías en Medellín.

Lea también: Procuraduría y Defensoría, ¿ausentes en el Paro Nacional?

Todo indicaba que los cuatro capturados pasarían los próximos días privados de la libertad, luego de manifestarse en el Paro Nacional 28A contra la fallida reforma tributaria del Gobierno Duque. Mientras policías como Pedro Manuel Álvarez aseguraron, en denuncia ante la Fiscalía, que los cuatro le lanzaron botellas y piedras y le pegaron en la boca, los cuatro han sostenido que fueron identificados falsamente como vándalos y, tras del hecho, golpeados sin razón.

La historia comenzó el pasado 28 de abril, a eso de las 5:30 de la tarde, en plena vía pública de El Poblado en Medellín. De acuerdo con el patrullero Jeison José Gutiérrez, en entrevista con Fiscalía en la URI Centro de la capital de Antioquia, alrededor de 40 policías fueron delegados al parque de El Poblado, dado que había una multitud de personas que estaban vandalizando un banco local. Gutiérrez asegura haberle dicho a su superior que el grupo no tenía elementos de protección como cascos o escudos.

“En ese momento, la multitud llega a la avenida el poblado y se distribuyen en dirección al sur y al norte y nos rodean, quedando nosotros en el medio de todos y empiezan a lanzarnos toda clase de elementos contundentes, como piedras, botellas, palos. Yo iba adelante con otro compañero y en esas veo que un sujeto ‘manifestante’ que se acerca a una compañera con el fin de agredirla con una piedra, yo logro acercarme y con el elemento de defensa personal ‘tonfa o bastón’ pude golpearlo en un brazo. Este sujeto suelta la piedra, pero a mí se me cae la tonfa, cuando me agacho a recogerlo soy impactado en la cabeza por una piedra”, denunció Gutiérrez. Agregó que lo golpearon en el suelo.

Luego de eso, el patrullero denuncia que lo llevaron a un hospital. El uniformado Pedro Manuel Álvarez, por su parte, también indicó que los manifestantes, en pleno parque de El Poblado, le lanzaron botellas y piedras. Recordó ver a un “sujeto” de piel trigueña y de cabello negro, de contextura delgada y que medía aproximadamente 1,70 metros. También recordó que esa persona tenía una chaqueta de sudadera negra, un jean oscuro y tenis de color negro con blando. Denunció igualmente la presencia de una “fémina”, delgada y de blusa negra.

EL ESPECTADOR

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com